176099
Puscifer — Existential Reckoning

9

Puscifer
Existential Reckoning

BMG / 2020

Artista(s)

Puscifer

El proyecto paralelo del aclamado y visionario Maynard James Keenan, Puscifer, tuvo su cuarto nacimiento –producto de la creación musical– nombrado como Existential Reckoning.

El 2019 fue un año de mucha incertidumbre y esperanza para todos aquellos fanáticos de la reconocida banda de metal progresivo con sede en Los Ángeles: Tool, tras darse conocer su nuevo –y quinto– álbum de la agrupación después de 13 años sin haber escuchado nada de la banda. ¿Qué había hecho Maynard en ese entonces? Unos que otros arreglos musicales y producciones con sus dos bandas alternas: A Perfect Circle y Puscifer.

Si el escuchar un nuevo álbum de Tool nos tomó tantos años, ¿Por qué el de Puscifer y A Perfect Circle fueron tan prontos? ¿Será muy injusto –y desconocedor, también– decir que los proyectos favoritos de Keenan se condensan –en su mayoría– en Puscifer? Tal vez esta última pregunta es demasiado acelerada (como equivocada), pero lo que sí sabemos es que Puscifer se han mantenido fluctuante en el tiempo con respecto a sus integrantes puesto que Maynard es el único quien se mantiene como miembro fijo de la banda: casi como uno de esos pseudónimos que utilizan muchos literarios para dejar conocer diferentes facetas de escritura.

Maynard tiene un toque que lo hace especial entre muchos de los músicos a nivel universal: su carismática personalidad, su ironía en las redes sociales, su puesta en escena, sus múltiples cambios de look, sus visiones políticas, su estatura y claro que sí, su única e inigualable voz que lo ha puesto en niveles o en comparaciones de cantantes como Chino Moreno, Corey Taylor y Mikael Åkerfeldt Y es Puscifer, ese proyecto musical, que ha permitido a Keenan el autodescubrimiento de su potencial como cantante.

Puscifer es de un gusto adquirido, hay que admitirlo: no es fácil escuchar y comprender sus primeras elaboraciones como “V” is for Vagina o Conditions of My Parole –por ende, no es del todo cierto afirmar que los fanáticos de Tool sean también de Puscifer, o viceversa– debido a sus propuestas y combinaciones. Pero este proyecto ha logrado adquirir una linealidad como se observó en el 2015 con Money Shot; e incluso, como logramos escuchar ahora con Existential Reckoning (el cual contó con la participación de Carina Round como se había hecho en trabajos anteriores y algunos arreglos de producción a cargo de Matt Michael).

¿Es tal vez la voz de Round junto con la de Maynard las que logran construir el aura tan distintivo y original tras este proyecto? Porque Puscifer suena a Puscifer y es identificable a kilómetros de distancia. Existential Reckoning es todo lo contrario que habíamos visto de Puscifer hasta ahora: un retorcido y jocoso juego de Maynard. Este álbum nos da una mejor orientación de lo que se está queriendo lograr tras el nombre de Puscifer y desmitificado todo lo que alguna vez Keenan describió sobre esta misma: un álbum que explora los múltiples sonidos, texturas, tiempos y voces; y que finalmente no ha dejado de ser una broma aparte.

No es una revista, es un movimiento.