112283
Phoenix — Ti Amo

8

Phoenix
Ti Amo

Glassnote / 2017

Artista(s)

Phoenix

Ti Amo, un homenaje melódico a las raíces italianas de Phoenix.

El pertenecer a Phoenix ha de ser uno de los trabajos más jubilosos del mundo. Llevan seis discos llenos de indie pop / rock fresco, radiante y bastante influyente en la escena musical alternativa de Francia; sus shows en vivo son anonadantes y llenos de vigor; sus entrevistas son cándidas y bastante graciosas y son ahora la house band en las películas de Sofia Coppola (tampoco duele que el vocalista, Thomas Mars, es esposo de la cineasta). No es de extrañarse que, con cada material, sus roces con el romanticismo y lo bailable sea más evidente, y Ti Amo, su sexto material de estudio luego de cuatro años de ausencia, presume estas tendencias con brío y luz tan sorprendentes que es imposible esbozar una sonrisa o agitar los pies mientras se escucha.

El primer sencillo, “J-Boy”, inicia sigilosamente, como si fuese una transmisión de una radio viejita, para luego atacar con bombardeos de sintetizadores y ritmos disco lentos. Mars nunca ha sonado tan honesto e inocente, y el desempeño creativo y melódico de sus compañeros repunta adecuadamente sus añoranzas en inglés con acento de Versalles que tanto encanta a su vasta legión de fans. “Tuttifrutti” abre con más frenesí las pistas de baile para luego dar pie al momento de baile “de cachetito” con “Fior de Latte”, que podría ser la amante perdida de “Chloroform” del Bankrupt! (2013).

La segunda mitad del disco no decepciona y mantiene el furor amoroso, con la Moroderesca “Fleur de Lys”, la intrigante “Role Model” y la tierna “Via Veneto” explorando los vaivenes de sentirse enamorado e inseguro a la vez. Para cerrar, “Telefono” tiene a Mars reproduciendo una conversación telefónica en italiana que suena a mitad balada y mitad infomercial, combinando lo sincero y alivianado que siempre hace de Phoenix un deleite para escuchar.

En palabras de Mars, Laurent Brancowitz (guitarra), Deck D’Arcy (bajo) y Christian Mazzalai (guitarra), Ti Amo es un tributo a sus raíces latinas e italianas, a los deliciosos postres que ofrecen las calles romanas y napolitanas, a los besos robados en las góndolas y al cine mágico de Fellini. Prueba de ello es la foto dentro del arte del disco donde la banda está photoshopeada junto a Marcello Mastroianni en una escena de "La Dolce Vita". Al final del día, Ti Amo es un disco no tanto para escuchar, sino para experimentar mientras ves pasar madonnas o ragazzi desde una heladería y la brisa fresca sopla tranquilamente.

No es una revista, es un movimiento.