Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

95541
Nice as Fuck – Nice as Fuck

7

Nice as Fuck – Nice as Fuck
Nice as Fuck – Nice as Fuck

Loves Way / 2016

Artista(s)

Nice as Fuck

Un "casi" bien logrado debut.

¿Cómo un grupo que presenta su disco debut pretende llamar la atención del competidísimo mercado si para el lanzamiento del mismo le brinda cero publicidad? La respuesta podría ser que tal vez no le interesa en lo más mínimo.

Para Nice as Fuck (cabe mencionar que no pudieron encontrar un mejor nombre), supergrupo conformado por Jenny Lewis (Rilo Kiley), Erika Forster (Au Revoir Simone) y Tennessee Thomas (The Like), dar a conocer al mundo su nuevo proyecto, parece ser secundario.

Las tres, artistas consagradas en sus respectivas agrupaciones –o en el caso de Lewis, los variopintos conjuntos en los que ha participado y su proyecto solista–, realmente mandaron al carajo cualquier estrategia que pudiera competir con los lanzamientos de los monstruos discográficos como lo fueron A Moon Shaped Pool de Radiohead o Lemonade de Beyoncé.

También, debe decirse que tal vez no se subieron al barco publicitario porque el álbum no es cosa del otro mundo. Contiene solo nueve canciones que oscilan por un post punk dominado por la batería y bajo. La línea del disco, tiene coherencia y no brinca en sus sonidos en ningún momento. Se siente lejano al dream pop de Au Revoir Simone o al rock de The Like –en el que sí hay guitarras–.

Para comenzar la travesía musical, "Runaway" –que si bien ofrece a una Lewis lejana al folk rock que suele hacer y la acerca más a un estilo new wave– podría no atraparte y hacer que continúes escuchando las demás canciones. Si lograste llegar a "Angel", notarás que el drum and bass será constante a lo largo de las siete restantes.

Para "Homerun", el estilo de canto de Jenny es como el de la líder de una banda de guerra en la que van arrojando manifiestos para alcanzar la libertad. Es difícil –hasta este punto–, decir que el disco sobresale por alguna cualidad extraordinaria. Los ritmos son planos y no hay mayor sorpresa; sin embargo, el talento de las tres féminas no está a discusión, más bien se entiende como una dirección alterna a los proyectos de los cuales vienen.

Si acaso, temas como “Door” o “Higher”, destacan gracias a las reminiscencias melódicas y líricas que ofrecen de icónicos grupos de riot grrrls, como las ya extintas Vivian Girls o si nos vamos más atrás, Le Tigre.

Obvio no podían dejar de cerrar con un himno a su nueva banda y eligieron el paupérrimo manifiesto de 44 segundos, "NAF Theme", para decirle al mundo: hacemos esto porque queremos y podemos. Buena suerte con eso.

Si las buscas en Facebook, esto encontrarás.

No es una revista, es un movimiento.