Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

132916
Lotic — Power

9

Lotic
Power

Tri Angle / 2018

Artista(s)

Lotic

03/Ago/2018

Un álbum que no tiene que navegar con bandera de algún género.

A Lotic los podrías encontrar en una de esas fiestas a las que llegas sin saber cómo, con personas que conociste hace algunas horas y que, normalmente, son las que producen una impresión duradera en las personas. Estarían ahí, quizá sin playera, contoneos y algo que te impediría separar los ojos de su acto. Probablemente no podrías decir de qué se trata al día siguiente, y no por las sustancias ingeridas, sino porque con Lotic, es casi imposible poner un dedo sobre el renglón para describirlos.

Hablar en plural cuando se refiere a su persona, es una petición para el nacido en Texas. Quizá así se siente más cómodo. Al hablar en público se le nota un nerviosismo, mismo que se ve eclipsado cuando están armados con una consola. Ahí la cosa se transforma. Y se transforma en muchísimas cosas, desde un soul de los 70 que hace mover los pies casi sin querer, hasta una versión distorsionada de “Toxic” de Britney Spears. R&B y post rock. Noise y mucho de la cultura ballroom. En Lotic todo es una mezcolanza, una especie de tributo a las infinitas vertientes que se pueden verter en contenido creativo.

En el 2018 presentan Power. Un disco y una palabra que pueden definir bien la carrera que hasta ahora se ha seguido. Es una construcción meticulosa. Es caos ilustrado. Alguna vez les preguntaron que qué diferencia había entre hacer música y diseño de sonido, y la respuesta fue simple: ambos convergen en algún punto.

La gran virtud de un álbum que no tiene que navegar con bandera de algún género, es que se pueden presentar sorpresas al por mayor. “Love and Light” abre con un aire ensoñador, como de un sueño extraño en el que quieres seguir explorando antes de despertar abruptamente por “Hunted”. El sueño se va transformando. No llega a ser pesadilla, pero las atmósferas se hacen tensas. Hay algo ominoso en el susurro repetido incesantemente. En canciones como ésta es cuando más se puede dibujar la comparación con Arca, el venezolano que ha colaborado con personajes importantísimos de la música como Björk. No obstante, aunque se le pueda tratar de ubicar en un mapa sonoro, Lotic parecieran ser una masa continental por ellos mismos.

“Bulletproof” sirve para darte cuenta de que ya no estás en Texas. Maquinal, iterativo, por momentos sobrecogedor y, sin embargo, con cierta cadencia que te hace querer escuchar más. Probablemente si le pusieras una canción como ésta a algún escucha de más de 70 años que no sea Brian Eno, pensaría que es ruido. Pero incluso en el ruido hay melodía.

En Power, los integrantes de Lotic se divierten. Bailan, asustan y proponen. Es de agradecerse que existan propuestas así en medio de la propagación de lo homogéneo. Tal vez no es un hilo negro, pero es algo que logra hipnotizar… y si no confían, escuchen la canción homónima, algo les habrá transmitido. Y si se lo encuentran en una fiesta clandestina, bienaventurados sean, que de ustedes será el reino de lo inefable.

No es una revista, es un movimiento.