Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

188566
Leon Bridges — Gold-Diggers Sound

7

Leon Bridges
Gold-Diggers Sound

LisaSawyer63 / 2021

Artista(s)

Leon Bridges

La cuadratura del círculo en Leon Bridges.

El oriundo de Texas, Leon Bridges, lanza su tercer álbum de estudio bajo el nombre Gold-Diggers Sound, presentado por el sello LisaSawyer 63, título que hace referencia al complejo donde fue grabado el mismo en Los Ángeles, California. Cuenta con la participación del pianista Robert Glasper, el músico Terrace Martin y Atia INKBoggs que participa en uno de los tantos puntos altos del disco, el mayor en mi opinión.

A través de 11 tracks viajamos por sonidos refinados de R&B y soul, con beats que entran en el momento adecuado, instrumentalización con una incursión precisa, además de la voz limpia de Bridges, con líricas que muestran una madurez con respecto a sus trabajos anteriores y una opinión sobre el contexto social en el que se encuentra.

Sin duda una de las mejores producciones de lo que va del año. Pero es precisamente su prolijidad el punto débil, es un material que se siente poco arriesgado, por momentos sobre pensado y muy trabajado, sin improvisación y armado con elementos ya probados, más que un disco redondo es un disco cuadrado.

Se echa de menos la suciedad de “Coming Home”, canción con la que muchos lo conocimos, de su debut del mismo nombre, donde la voz de Bridges sonaba menos armoniosa, pero transmitía mayor intensidad. Vislumbramos un poco de ello en la canción “Don't Worry”, creo yo, la mejor del álbum, donde a dueto con INK y gracias a ella podemos ver un poco detrás de la cortina de producción, ya que Boggs logra sacar de su zona de confort a Bridges y nos da una interpretación más honesta.

Otras canciones a resaltar son: “Born Again”, balada con la que inicia el disco y la cual es acompañada del piano de Glasper; “Motorbike” con un toque pop, “Magnolias” con una guitarra acústica y una sección de metales que sobresalen, y por último “Sho Nuff” capaz de convertirse en un éxito trap en un futuro remix.

Estamos en presencia de la búsqueda de la perfección por parte de Leon Bridges, no lo logra, pero se acerca, paradójicamente faltan esos trazos al azar o elementos no planeados que conforman una obra trascendental. Lo que sí hace es, acercarse a su consolidación como un nuevo referente musical.

 

No es una revista, es un movimiento.