157947
Klik & Frik — Refugio (EP)

8

Klik & Frik
Refugio (EP)

Big In Japan Records / 2019

Artista(s)

Klik & Frik

Refugio: un sábado en la noche queriendo convertir tu depa en una sesión de Boiler Room.

Resulta alentador poder presenciar otro lanzamiento vinculado a la electrónica latinoamericana. La fuerza con la que los artistas de este lado del charco se están proyectando a la par de los recientes movimientos sociales que están simbrando nuestro continente es muy digna de destacar. Esta vez las notas llegan con Klik & Frik desde Córdoba, Argentina, de la mano de Rafa Caivano y Lisandro Sona, las mismas mentes detrás de Frikstailers, otro proyecto solido de la escena.

El dúo ha decidido darle continuidad a este proyecto que augura buenos horizontes desde el lanzamiento de su primer maqueta titulada Telepat, siendo Refugio su sucesor; y de paso marca un límite con la electrocumbia para enfocarse en una corriente que parte del minimal hasta convertirse en un festín tropical a lo Chancha Vía Circuito y El Búho. Un EP finamente equilibrado entre lo orgánico y lo moderno. Prueba de ello lo encontramos en “Achalay”, una pieza repleta de matices, desde el arpa andina del inicio hasta secuencias más sintetizadas.

Como si fuera una continuación, “Refugio” continua con esta premisa de samplers de selva, agregando caracteres más tribales, evocando a las tribus amazónicas a través de lo que posiblemente sea una flauta andina, mejor conocida como kena. Logrando paradójicamente con esto un tono más oscuro. Insisto y me adelanto resaltando la cantidad de matices generados en cada uno de los tracks que contiene Refugio, lo cual refleja la complejidad de su producción y se vuelve un verdadero cocktail que mantendrá ocupados a los más curiosos, y si se dejan… a los que nada más van pasando.

Por un momento parece que Refugio coquetea en algunos lapsos con los conocidos –y en su momento despreciados por ser “anticuados”– lounge y chill out. Podemos encontrar en diferentes puntos de “La Puna Satie” guiños hacia estos dos sub géneros que le aportan a la canción un aura positiva, siguiendo con la línea de sus dos antecesoras. Finalmente el camino queda sellado con “Las Penas”, una pieza que va en ascenso constante, enriquecida con sintetizadores y más instrumentos de viento cumple con ser la pieza que faltaba para un pasaje breve, pero bastante entretenido.

Refugio es la hamaca meciéndose bajo una palapa en la playa, es también una tarde lluviosa de verano dejando estragos de olor a tierra mojada, pero también puede ser un sábado en la noche queriendo convertir tu depa en una sesión de Boiler Room. ¡Bien ahí, muchachos!

No es una revista, es un movimiento.