Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

134739
Guerilla Toss — Twisted Crystal

8

Guerilla Toss
Twisted Crystal

DFA Records / 2018

Artista(s)

Guerilla Toss

La hipótesis cristalizada de Guerrilla Toss.

¿Alguna vez se te ha “subido la hipnosis”? Es el estado físico que te hechiza. Un “mecanismo fisiológico” lo describe Harry Cannon, en donde una sugestión tiene un incidente directo y el subconsciente lo adopta. Según dicen que teniendo un foco de atención, adormecer al consciente y la propia sugestión te protegen de tal estado; yo tuve todo y aún con ello fui encandilado.

Tan solo transcurrió menos de un año para que Guerrilla Toss estuviera de vuelta y colocara su medalla frente a mí para llevarme lejos… muy lejos. Después de GT Ultra y el trastornado "Betty Dreams of Green Men", el conjunto de punk moderno americano ha podado un camino dentro de pastizales coloridos y aire rosado: Peter Negroponte, Arian Shafiee, Kassie Carlson, Sam Lisabeth y Stephe Cooper deslumbran con Twisted Crystal.

En tan solo nueve tracks, los filarmónicos extraviados en su órbita producen un estado mental fomentado en disciplinas sugestivas. Lanzado en un cohete enchispado el pasado 14 de septiembre, y traído por DFA Records, los cinco artistas encontraron las experimentación que les faltaba para [des]centralizar su perturbada familia.

<<No piense en nada, libere su mente, sienta las vibras; es usted un cristal hermoso>>, Arranquemos con “Magic Is Easy”, tema inicial que absorbe toda energía sugestiva para encaminarnos con un delicado abrazo de sintetizadores y el detrás de la batería que acaricia Peter Negroponte. El coro no cambia, es la misma hipnoterapia que Kassie Carlson sabe brindar. <<Ahora, querido amigo, vayamos a otro lugar, viajemos a aquel hermoso jardín de seres angelicales… libere su mente>>. “Jesus Rabbit”, una distorsionada indicación que se disfruta como rap dirigiéndonos al bosque ya conocido, rítmicamente melancólico por la mezcla con pop de los 80 y los electro-sonidos que nos despejan, volvemos a caer y volamos danzando en ese crujir feliz de las cuerdas eléctricas. "No pierda su espacio, continúe". Meteorological” es el canto en la tercera posición que nos aclimata, literal. Un revoltijo de platillos, sintetizadores robotizados, una guitarra que anda de paseo tocando a su placer y la voz electrocutada.

¡No sé dónde nos lleva! Recorremos el espacio con pastos azules y nubes debajo del agua: one, two, three, four, five“Hacking Machine”, “Retreat” y “Come Up With Me” explican explícitamente las funciones estelares para las que Guerrilla Toss son aptos, es un recuento de su nacer, evolución y renacer. Sus sonidos son piezas despistadas que al reproducir, logras armar su rompecabezas musical. Naturales impulsos eléctricos disparan al cerebro: “Walls Of The Universe”, por ejemplo, nos coloca en ese desconocido estado alfa, con ciclos que superan lo estándar; la letra se suaviza con las alargadas vibraciones que trasmite Sam Lisabeth, el tecladista.

<<Disfrute la película más familiar de su propio entorno… libere su mente>>. “Jackie’s Daughter” es el último escalón del paraíso que usted mismo ha organizado, el lugar donde viajó, ese medio artificial como el estado REM. Gozó la amnesia, el hambre compulsiva y sus regresiones a esos días del 2010 cuando Guerrilla Toss comenzó sus tanteos. Es momento de terminar la sesión con “Green Apple”.<<Seguramente después de ello querrá volver. Será fácil, solo pulse PLAY de nuevo. Hasta la próxima>>. Ahora despierta.

No es una revista, es un movimiento.