Log In

Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

143679
FAX — The Changing Landscapes

10

FAX
The Changing Landscapes

Static Discos / 2019

Artista(s)

FAX

15/Mar/2019

Un paisaje místico.

Algún pintor decía que la silueta de una mujer era un paisaje que podía cambiar frecuentemente, subiendo de intensidad o caer en picada. Y el nuevo álbum de FAX podría hacerte sentir recorriendo una divinidad, un paisaje o una mística mezcla. Cualquiera que sea, te puede mutilar las piernas… llevándote lejos, muy lejos.

Rubén A. Tamayo, el multifacético diseñador de sentidos, que firma musicalmente como FAX, retoma su esencia acústica con un discreto pero fulminante material titulado The Changing Landscapes. Sin poder dejar detrás Constellation (2015), el mexicano ha innovado su creatividad lanzando cinco tracks rotundamente cambiantes. Sí, como acariciando un paisaje de evolución radical.

Pintadas y producidas por el mismo interprete y remasterizadas en Facsimile Sound con el eventual toque de Yamil Rezc, FAX apuesta por estos temas que lo único que los diferencia son, literal, el orden de listado.

Como el latido de una belleza, “Land I” comienza a avivar los sentidos siendo un respirar inocente. Sintetizadores tibios despejan la atmósfera con pequeñas cápsulas de beats que dan ritmo a ese despegar.

La tormenta llegó. Pero es un viento delgado que acaricia las ventanas en vez de tupirlas. “Land II” se desliza dejando toda la elegancia en una batería que desprende emociones en cada redoble prudente; al fondo, un ecosistema de percusiones digitales que dan sentido al camino, a la silueta.

El espectáculo nato que actúa como el contorno principal, proviene de “Land III”. Es un paisaje sonoro soberbio que Rubén ha procreado; una experimentación sumergida en vibraciones causadas por electro mecanismos pulcros, con un ruido que proviene de un bombo liviano y que encamina los sonidos de sus cuerdas eléctricas ambientando el panorama musical con esa guitarra. Y como una constelación electrónica, “Land IV” recorre el espacio; el estilo de FAX se plasma en ese gotear de resonancia que sintetiza y liga los platillos de la batería con una chispa de beats.

Si la obra fuera una dama, estaríamos cerrando en su mirada. Si fuese un paisaje, este es aquel que ilumina el sol: “Land V” es el final. El que te hace desinteresarse de las piernas cortadas para disfrutar del flote. Es la banda sonora de una película natural: platillos acariciados, matices entre cortados y vibraciones de un bass consiente.

FAX traza moralejas en cada track que diseña; es imposible encasillar su estilo en un solo nombre. Pero es fácil vivir en cada paisaje cambiante que nos obsequia.

No es una revista, es un movimiento.