156016
Chromatics — Closer to Grey

7

Chromatics
Closer to Grey

Italians Do It Better / 2019

Artista(s)

Chromatics

Chromatics regresa con claroscuros para ponernos a bailar con su estética retro.

Es interesante ver cómo algunas bandas o músicos se vuelven internacionalmente reconocidos, debido a que una de sus canciones sale en una película u otro medio. Este fue el caso de la banda estadounidense Chromatics, que en 2011 se volvió parte de la icónica película Drive —la cual capturó una hermosa estética— con el track “Tick of the Clock”.

La pieza en cuestión, hipnótica y profunda, forma parte de la intensa escena inicial, haciendo que esas imágenes quedaran grabadas en la mente de muchos para siempre. De hecho, tal fue su éxito y descubrimiento, que hasta tuvimos la oportunidad de disfrutar a Chromatics junto con Glass Candy en 2012 en la CDMX. Desafortunadamente, a partir de esos años la banda no logró despegar y crecer a un nuevo nivel.

Después de una larga espera de siete años, en la que mientras publicaron algunos EP y mixtapes, por fin tenemos su quinto álbum de estudio, Closer to Grey (2019). Para gracia de todos, esta nueva producción toma una bocanada de aire fresco y mejora la dirección de la banda hacia nuevos caminos. El material inicia genial, con un suave cover homónimo de “Sound of Silence” de Simon & Garfunkel, canción extremadamente popular en la actualidad gracias a su uso en memes.

Este intro sirve como guiño para presentarnos a “You’re No Good”, pieza etérea de pop, que nos lleva de la mano a “Closer To Grey”, con electrizantes guitarras y finos detalles de italo disco. La producción no afloja el ritmo con “Twist The Knife”, y su movido bajo y tierna letra, “Light As A Feather” que juega con coros minimalistas y distorsionados, así como “Move A Mountain”, en la que la hermosa vocalista Ruth Radelet nos arropa con su angelical tono y nos lleva a recorrer los cielos.

Hasta este momento podemos ver cómo Chromatics maneja una estética más moderada que combina la oscuridad y luz, alejándose de sus texturas retro neón como era costumbre al inicio de la década. Esta perfecta combinación la podemos disfrutar en “Touch Red”, con una deliciosa progresión en la armonía y batería, así como en la acústica “Through The Looking Glass” con esos fantásticos sintetizadores y acordes característicos de Johnny Jewel, uno de los integrantes de la banda.

El disco concluye con la misteriosa “Whispers In The Hall”, que nos seduce a bailar en un umbral de emociones encontradas, la lúgubre pero cálida balada llamada “On The Wall”, y con “Love Theme From Closer To Grey” que nos invita a imaginar a que pertenece a el soundtrack de una película ochentera. Gran elemento a resaltar, ya que la línea visual de la banda ha tenido una interesante dirección retro en tiempos recientes, lo cual puede ser visto en sus redes sociales como Instagram.

En definitiva un agradable material pero que no logra ser algo sorprendente, que más bien es un bocadillo en lo que su gran proyecto Dear Tommy es por fin publicado, un disco que lleva años y años en producción. Esperemos que pronto también los podamos ver nuevamente en vivo en México.

No es una revista, es un movimiento.