95492
Biffy Clyro – Elipsis

8

Biffy Clyro – Elipsis
Biffy Clyro – Elipsis

Warner Bros. / 2016

Artista(s)

Biffy Clyro

Biffy Clyro: explosivo, desafiante e inesperado.

Hace tres años, Biffy Clyro entregó un álbum doble de rock incisivo con un amplio rango que iba desde baladas hasta sus característicos riffs de guitarra que demuestran con audacia la razón por la que han llegado a ser lo que son: una de las bandas más representativas del Reino Unido. Este año regresan con Ellipsis, un álbum que sin vergüenza se arriesga a sorprender musicalmente y en el que un desinhibido Simon Niel –líder de la banda– refleja su camino contra la depresión que sufrió los últimos dos años.

El comienzo es potente con el primer sencillo. “Wolves of Winter” abre con fuerza y, de manera retadora, le habla a todos aquellos que creyeron que Biffy Clyro ya no tenía nada más que dar. Este sentimiento continúa en “Friends and Enemies” solo que en un tono más relajado y un pegajoso ritmo que hace sumamente accesible una letra cruda que dice: “With a friend as good as you, who needs enemies? Esta introducción termina con “Animal Style” y el tipo de rock que te lleva a imitar un solo de guitarra en el aire aunque nunca hayas tocado en tu vida.

Con la melancolía y profundidad de “Mountains” (Only Revolutions, 2009), el sentimentalismo que también caracteriza a Biffy se presenta en “Re-arrange”, “Herex”, “Medicine” y “People”. Estas canciones, con un estilo que tiende a la balada, son la clara representación de los pasos en la lucha de SImon contra una enfermedad mental en la que su esposa fue su aliada incondicional.

Este trío escocés también es conocido por arriesgarse con cosas inesperadas, el ejemplo más reciente es el mariachi que apareció en “Spanish Radio” (Opposites, 2013). Esta vez, la sorpresa viene como una canción country llamada “Small WIshes”. Se agradece la creatividad pero no necesitaremos otra como esta en el futuro.

“Flammable” resulta una de sus piezas más “fresas” sin dejar de lado un excelente display de guitarra, bajo y batería explosivas. Mientras tanto, “On a Bang” destaca al transmitir angustia y caos creados por synths y guitarras distorsionadas con una letra directa que ataca: “Now you know better, why can’t you fucking do better?”

Como un plus en la versión deluxe existen dos canciones más: “Don’t, Won’t, Can’t” y “In the Name of the Wee Man”. ¿Qué es lo memorable de ellas? El puente de bajo en la primera y un aire a Papa Roach en la segunda.

Ellipsis resulta un sólido esfuerzo bien producido y ejecutado con temas explosivos que se balancean con otros plenamente íntimos. Ambos aspectos han sido perfeccionados por la banda en sus más de diez años de carrera, por lo que si bien este álbum es completamente disfrutable, también se siente ligeramente predecible. Aunque algunos dirían que no es predecible, sino, justamente lo que se espera de ellos.

No es una revista, es un movimiento.