Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

158904
Beck — Hyperspace

8

Beck
Hyperspace

Capitol Records / 2019

Artista(s)

Beck

03/Dic/2019

El creador de espacios abstractos: Beck en Hyperspace.

Siempre se agradece que los músicos modernos sean devotos a su trabajo, que busquen renovarse y se expresen de manera natural, espontánea y bien cimentada. Es por eso que, después de casi 25 años de carrera, el norteamericano Beck se ha convertido en un maestro camaleónico en la música alternativa; tras 13 álbumes de estudio, ahora nos presenta el 14 con Hyperspace, un disco lleno de colores y matices, con sonido innovador que rompe los límites de sus propios alcances. Este LP cuenta con colaboraciones de Sky Ferreira, el rapero Terrell Hines, Chris Martin y la mano maestra de Pharrell Williams en siete de los 11 tracks.

Para empezar, un interludio suave en “Hyperlife”; después, “Uneventful Days”, con sintetizadores y R&B, una mezcla bastante sensual. “Saw Lightning” retoma su pasado y su esencia, pues evoca aquellos riffs y voz carrasposa de “Loser”. El disco es muy simple, con sonidos minimalistas y no tan osado, es el nuevo pop sintético cosmopolita, lo cual es aplaudible para un músico como Beck Hansen, el güero por excelencia.

Luego viene “Die Waiting”, con la colaboración de Sky Ferreira, en una canción melosa y rosa, que casi se siente en la lengua tanta dulzura; con un poco de R&B suave y sensual tras la mano versátil del rapero Pharrell Williams viene ”Chemical”, y la electrónica ambiental de “See Through”, con modificadores de voz y pausa, mucha pausa. Una de las más destacadas es “Hyperspace”, con un sonido dance eléctrico de los 70, fusionado con la batería en antagonismo, además de la colaboración acertada de Terrell Hines, la hacen sonar a aquellas canciones clásicas de Linkin Park

En “Stratosphere”, la melodía es pausada y relajante, los sintetizadores marcan un camino un tanto psicodélico y hasta noventero; ésta puede considerarse una canción garage-rock, además de la colaboración acertada de Chris Martin en los vocales. “Dark Places”, que fue lanzada el 7 de noviembre apenas, regresa al cantante a sus días de folk; en “Star”, el sintetizador marca un ritmo muy claro y se vuelve tan repetitivo, que atrapa con su insistencia y vuelve al matiz oscuro con lado R&B. 

Para cerrar este álbum se presenta “Everlasting Nothing”, que es la más destacada porque se vuelve una canción de estadio, para corearse en los grandes festivales al atardecer; este track se compone de nueve coristas acompañando a Beck en la voz, la guitarra y el piano, además de la colaboración en la batería y teclados de Pharrell Williams.

Hyperspace llega como sucesor de Colors (2017), que fue ganador de dos Grammy; al parecer, el cantante decidió quedarse en el mismo camino y ahora agregó la colaboración con Williams en la producción, después de que el propio Beck participara en el exitoso N.E.R.D. Este trabajo viene después de la separación del cantante después de casi 15 años, anunciada apenas en enero de este año.

No es una revista, es un movimiento.