Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

152482
BANKS — III

8

BANKS
III

Harvest Records / 2019

Artista(s)

BANKS

19/Ago/2019

III de BANKS: Destellos de lucidez en la oscuridad del Auto-Tune.

BANKS llegó en 2014 cautivando con una voz peculiarmente dulce pero oscura, al igual que sus sonidos. Para su tercer disco, quiso dejar en claro que también hay destellos que más que alumbrar su música por completo, le dan una versatilidad que pocos pueden dominar. Ella está en ese proceso.

“Till Now” abre fuerte con la calidez de su voz en oposición de sonidos y mezclas perturbadoras. Una voz que pudo darle voz al hit popero del momento pero que al final del recorrido decidió irse por el lado oscuro de los beats.

“Gimme” nos lleva a un lugar más intrigante, decorado de Auto-Tune; mientras “Contaminated” y “Sawzall” le devuelven el toque R&B, ese toque que a pesar de los beats de ensueño, nos conducen a un lugar más de introspección. “Stroke” nos sorprende con elementos mucho más dinámicos, incluso la voz cambia de tonalidades, una canción que puede parecer rebuscada pero que da en el clavo de la experimentación.

“Godless” es lo más cercano al estilo de diva del pop. El Auto-Tune lleva la voz de BANKS a un nivel más mainstream, lo mismo ocurre con “Look What You’re Doing To Me” que nos remonta al R&B/pop que reinó en los 90.

“Hawaiian Mazes” regresa al camino de la experimentación que junto con “Alaska” son el descanso del disco. “Propaganda” es la continuación del pop adolescente del fin de milenio, track que se siente perdido entre una oscuridad de experimentación. “The Fall” brinca totalmente a sonidos más actuales, dando el refresco que necesitaba el álbum casi al final.

“If We Were Made of Water” y “What About Love” cierran el álbum. R&B con toques electrónicos que se agradecen en un material que claramente busca la experimentación.

III es el retrato fiel de una artista que está evolucionando tanto en sus letras como en su sonido, y nosotros somos testigos de ello. Una evolución, que como todo cambio, a veces parece desorganizada, incluso hasta apresurada, donde algunas canciones parecieran pertenecer a otro álbum, mientras que otras más parecen estar de sobra. No obstante, eso no nos quita la posibilidad de ver su potencial.

BANKS está explorando todas sus facetas, y es cuestión de tiempo para que se sienta cómoda, ya sea en la constante experimentación o con un sonido característico.

No es una revista, es un movimiento.