Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

136601
Alex Anwandter — Latinoamericana

10

Alex Anwandter
Latinoamericana

Nacional Records / 2018

Artista(s)

Alex Anwandter

Vale
Estrada

15/Oct/2018

Entender de dónde venimos para saber hacia dónde vamos.

Para entender el presente, hay que conocer el pasado. Cuando se trata específicamente de Latinoamérica, una parte fundamental de nuestro contexto es la conquista española. Y esto, quizá no hubiera sido posible sin la participación de la Malinche. Una india que se convirtió en la traductora y acompañante fiel de Hernán Cortés, facilitando la caída del imperio mexica. A partir de eso, su nombre se transformó en el despectivo término “malinchista”, utilizado para referirse a alguien que rechaza lo propio por preferir lo extranjero. Durante décadas, la Malinche ha sido vista como una villana que vendió a la patria, una traidora. Pero como toda historia, siempre hay otro lado de la moneda.

Para tener un entendimiento profundo de las acciones de esta mujer, hay que conocer sus orígenes. Su madre se deshizo de ella y cayó en manos de mercaderes que la vendieron como esclava. Fue ofrecida a Hernán Cortés, junto con otras indias para que lo acompañaran a él y a sus hombres en el trayecto. Una vez que buscaron acercarse a Moctezuma, debido a que el traductor no sabía hablar náhuatl, Malinche se ofreció a ser su intérprete y Hernán Cortés le propuso libertad a cambio de sus servicios. Es a partir de esta alianza, que Malinche se ganó el título de traidora. Sin embargo, hay que entender que en ese momento, los indios también buscaban quitar del poder a quien los estaba oprimiendo. Después de todo, fueron los mercaderes mayas quienes esclavizaron y vendieron a Malinche. Antes de hablar de ella como traidora, habría que entender su pasado como mujer violada, ultrajada y esclavizada. Y entender que más allá de traicionar a su “patria”, en medio de las circunstancias, hizo lo que pudo para sobrevivir.

Con este contexto en mente, Alex Anwandter recrea su propia versión de Malinche. El chileno abre su tercer disco de estudio, Latinoamericana, con una canción que habla de una mujer seductora pero traicionera a la vez, retratada por los demás como “la peor”. De esta manera, Alex profundiza en la historia de nuestro continente y la narra de manera moderna, en donde yuxtapone el pasado con la actualidad. Bajo esta misma premisa, surge la canción que le da nombre al álbum. En “Latinoamericana” , el chileno hace guiños hacia la conquista española y la mezcla de razas, contrastando a ojiazules con negros, y los juicios que esta marcada diferencia genera.

Después de este par de canciones prehispánicas, Anwandter prosigue a decirnos, básicamente, que el mundo se está yendo a la mierda. “Locura” es la canción con la que dio a conocer este nuevo material hace un par de meses. Como lo dijo en entrevista para Indie Rocks!, es una respuesta a lo difícil que es relacionarse con todo lo que sucede en el mundo, ya que lidiar con el estrés, la exigencia de los sistemas ideológicos y ponerse en los zapatos de las minorías, eventualmente te puede llevar a la locura. Además, el chileno canta con pronombre femenino como un desafío hacia la intolerancia de la expresión sexual.

No es sorpresa que Alex Anwandter utilice su plataforma como artista para expresar un descontento con el mundo, y Latinoamericana no es la excepción. En cada canción del álbum canta sobre un tema distinto: la sexualidad, el racismo, los sistemas ideológicos, la locura… hasta la declaración literal de que odia a todo el mundo y el mundo lo odia a él.

Esta negatividad es el resultado de una reflexión exhaustiva que el chileno ha hecho de su entorno, y dentro de esa misma reflexión, parecería que Anwandter también se encontró a sí mismo. En este álbum, el cantante retoma sus raíces, no solo culturales, sino también personales. Sus antecedentes brasileños lo encaminaron finalmente a explorar la música en portugués y el resultado son las bellísimas canciones “Um Girassol da Cor de Seu Cabelo” y “Olha Maria”, que resultan como un respiro romántico dentro del caos sociopolítico.

La combinación de música disco, synth pop y sutiles sonidos tribales, así como los guiños prehispánicos en las letras, sitúan a Latinoamericana justo en medio del pasado y del presente. Para el chileno, es importante entender de dónde venimos para saber hacia dónde vamos. En su tercer álbum de estudio, Alex Anwandter hace una reflexión sobre sus orígenes, su identidad y la de aquellos que lo rodean. A través de performances contraculturales, el cantante alza la voz para contraatacar a un sistema opresor y desafía a las críticas, como una Malinche rebelde.

No es una revista, es un movimiento.