5634
The Hives: Cambiando las leyes

The Hives: Cambiando las leyes

19/Abr/2012

Estos suecos, especialistas en el desmadre, están de regreso. Conversamos con Nicholaus Arson, uno de los integrantes que conforman este nuevo orden donde la ley se escribe con ese potente garage rock de factura internacional.

Toda espera vale la pena cuando de The Hives se trata. Continuando con la calidad a la que nos tienen acostumbrados, estrenan su quinta placa: Lex Hives (lex, ley en latín), término derivado de la antigua práctica romana de recrear un sistema o un conjunto de leyes y aceptarlas como estándares. Es por esta razón que las 12 canciones de este álbum, según The Hives, forman en conjunto las “leyes sagradas” sobre las cuales se debe vivir la vida de ahora en adelante.

The Hives tomó su nombre de una enfermedad: la urticaria. Y es precisamente esa comezón imparable la que los ha hecho rodar y rodar por el mundo, tocando en vivo en los mejores escenarios. Cuentan entre sus logros con el de estar en el top 10 de los mejores conciertos en vivo, según la prensa especializada, pues su energía contenida en los discos es liberada y potenciada en el escenario a través de sus frenéticas ocurrencias, que a veces generan consecuencias un tanto bizarras, como la reciente caída de su simpático vocalista Howlin´Pelle Almqvist durante un concierto en el que se le ocurrió que era una gran idea saltar desde una esquina del escenario, lo cual lo mantuvo en el hospital por varios días. Podemos agregar a sus logros sus excelentes ventas y posicionamiento en los charts del mundo, pues nadie se resiste a su dosis de poderoso rock y a las características indumentarias a blanco y negro de sus integrantes, que inclusive les han valido además ganar por ahí el premio a “la banda mejor vestida”.  “Mi hermano Pelle ya se ha recuperado totalmente, fueron sólo unos días de estar quieto como una tabla, atendido en un hospital por una enfermera que, aunque no lo crean se llama Troll”-dice Nicholaus entre risas cuando comenzamos la conversación preguntándole por la salud de Pelle.

“Hasta el momento hemos tenido la oportunidad de probar en vivo el nuevo disco en varios conciertos, hicimos 15 fechas en Estocolmo y sabemos que es un material redondeado y pulido; son muchos años trabajando en nuestro sonido y estamos felices con los resultados”- comenta Nicholaus. A lo largo de su carrera me he dado cuenta de que precisamente su actitud les rinde frutos, pues todo el tiempo están jugando y, a diferencia de los hermanos Gallagher y su ego y actitud pretenciosa, los hermanos Arson han mantenido una vibra bastante lúdica que rinde dividendos y les acerca a los fans. Nicholaus responde a este comentario: “Siempre estamos de buenas pues hacemos lo que nos gusta; básicamente nos pagan por divertirnos y en verdad que terminamos agotados después de derrochar la energía en los shows, pero vale la pena trabajar diario en esto, los fans lo agradecen.” Y es que ya son célebres varias ocurrencias de Pelle, como aquellas declaraciones que ha hecho en vivo: “La música mala es el diablo y ustedes necesitan un sacerdote exorcista para liberarlos. Ese soy yo, así que levanten las manos y no las bajen, ¡obedezcan!” O “Estoy aquí para salvar su noche” que pronunció en un concierto en Hyde Park Inglaterra donde alternaban con Pearl Jam. Es también conocida su frase “He estado ocupado siendo fantástico” y así, locura tras locura, han construido una de las mejores carreras en el rock (algo que Liam y Noel deberían de aprender antes de abrir la boca). Pero hablemos del nuevo disco, pues tiene bastante tela de donde cortar:

Lex Hives fue producido por The Hives y mezclado por el ganador del Premio Grammy Andrew Scheps (conocido por su trabajo con Red Hot Chili Peppers y Adele); también contiene dos temas adicionales, mezclados por D. Sardy (Marilyn Manson, Slayer, entre otros) y Joe Zook (Weezer, Modest Mouse).  La versión Deluxe de Lex Hives incluirá dos bonus tracks producidos por el líder de Queens of the Stone Age, Josh Homme.

“Hemos evolucionado el sonido y depurado todo estructuralmente, se siente nuestra identidad y hemos jugado con los tempos y hasta con cosas que no habíamos hecho; es nuestro disco favorito hasta el momento. Claro que nuestro idioma es el sueco, pero la universalidad del inglés nos ha abierto puertas que están ahí para ser utilizadas. Hay muchas influencias de las cosas que nos gustan pero es nuestro sonido el que prevalece, glam, punk y otras cosas están ahí, ¡tienen que escucharlo!” habla Nicholaus al preguntarle sobre el sonido de Lex Hives.

Cerrando esta conversación me dice: “Estaremos por América haciendo varias cosas y estamos ensayando con ganas para la gira que viene. Haremos mucha promoción y mi recomendación es que se preparen y escuchen el disco, es la mejor tarjeta de presentación que tenemos para que nuestros fans vayan a los conciertos. Queremos verlos en algún festival.”

Sin más preámbulos, les digo: Lex Hives, ¡obedezcan!

No es una revista, es un movimiento.