Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

186118
PREMIERE: Concepción Huerta y José Orozco Mora comparten sesión desde el Río Pixquiac

PREMIERE: Concepción Huerta y José Orozco Mora comparten sesión desde el Río Pixquiac

El tiempo es efímero y más cuando te (des)conectas de todo.

A principios de marzo una de las expertas en crear narrativas y atmósferas sonoras con elementos ambient, Concepción Huerta, entregó Memorias Suspendidas; un material creado en colaboración con el músico y productor José Orozco Mora. El resultado del EP es sorprendentemente cautivador. La elocuencia con la que los sintetizadores y el órgano eléctrico narran una historia entre finos e inquietantes sonidos, es única, pues en las propias palabras de los artistas su intención era: "explorar nuestra idea de sonorizar estos momentos suspendidos en un tiempo alterno y creado por nosotrxs".

Este proyecto ha surgido de la necesidad de compartir en conjunto, cada uno incorporando nuestra experiencia y creación sonora y musical. Pensamos en la idea que fuera algo muy orgánico en su momento, sin ninguna exigencia rígida, que fuera algo que fluyera con nuestro tiempo de compartir. Realmente todo es efímero, pero también el hecho de grabarlo hace que de alguna manera permanezca, quede un registro, un recuerdo. Hay varios temas que nos interesan, pero creo que también de alguna manera esta muy implícito nuestras aproximaciones musicales y lo que vamos aprendiendo con el tiempo", explicó la artista sonora.

A esta experiencia súmale la oportunidad de disfrutarla en medio de la naturaleza y se vuelve impresionante. Para fortuna de muchos, la magia de la dupla se logró capturar en una sesión en vivo directo realizada desde el Río Pixquiac. Disfruta de esta experiencia en exclusiva para Indie Rocks!

Al pie del nacimiento del Cofre de Perote, en Veracruz, los músicos realizan esta minuciosa improvisación que no hace más que conectar con su entorno. Vibran las secuencias y se combinan a la perfección con los sonidos ambientales; el correr del agua, el viento que mueve las hojas e incluso conecta con los rayos del sol que la dupla aprovechó para el performance. Sobre la elección de la locación los artistas comentan:

"El año pasado tuvimos oportunidad y fortuna de vivir por unos meses en el Municipio de Coatepec, Veracruz. Concepción y yo habíamos comentado la idea de realizar una sesión o algo similar para nuestro disco, pero esto no se concretó hasta que nuestro querido amigo Fer de la Rosa (quien a su vez estuvo una temporada en Coatepec) nos lo propuso, elaborando la grabación, edición y producción de la sesión. Se logró realizar con ayuda de Juliette y Poncho, amigxs que nos ofrecieron la manera de tener acceso a esta área específica del río Pixquiac. A su vez Carlos Cruz (Índigo) estuvo involucrado para la producción de la sesión", explicó José Orozco. "Creo que fue una forma de seguir haciendo lo que nos gusta, ya que por la pandemia de Coronavirus era muy complicado organizar una tocada, queríamos hacerlo con mucho cuidado, así que se nos hizo muy buena opción que fuera un registro y justo en el río que fue un elemento muy importante y especial del lugar donde vivimos en ese momento, La Pitahaya", agregó Concepción Huerta.

Fernando A. de la Rosa fue el encargado de documentar esta sesión desde el Río Pixquiac proyecto que -así como sucede en los grandes escenarios-, se enfrentó a retos sobre todo, técnicos, mismos que se fueron trabajando sobre la marcha.

"Desde el punto de vista ‘técnico’, fue necesario adaptarnos al entorno. Recuerdo ese día (como sucede comúnmente en Coatepec) el clima era muy incierto, por un momento pensamos que llovería, y al final, por fortuna para la realización de la sesión, no sucedió. Adaptarnos a la luz natural para la parte visual, tener acceso a la electricidad, son aspectos que se tienen que gestionar. Por otro lado, desde un ángulo menos tangible, existe la manera en la que efectivamente adaptamos nuestro set para hacer una correspondencia con los sonidos que se manifestaban en este lugar; el movimiento del agua, cantos de pájaros, insectos. Queríamos, de alguna manera, venerar el lugar en el que nos encontrábamos", explicó Orozco.

Te la compartimos a continuación para que la disfrutes:

Si te gustó lo que acabas de ver te invitamos a mantenerte al pendiente de las redes sociales de los artistas, pues prevén llegar a presentar Memorias Suspendidas en "lugares poco convencionales", una vez la pandemia lo permita. Te invitamos a seguirle la pista a su trabajo en Indie Rocks!

No es una revista, es un movimiento.