171460
Daniel Rossen, guitarrista de Grizzly Bear, estrena canción

Daniel Rossen, guitarrista de Grizzly Bear, estrena canción

"Lo que haya sido, ya no lo será. No hay nada perdido. No hay nada", canta el compositor originario de Los Ángeles.

El músico se presentó durante la transmisión en vivo del evento Vote Ready, en el que se promueve el registro de votantes antes de las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos. Desde hace un tiempo, el guitarrista y vocalista de Grizzly Bear, se ha mantenido ausente en cuanto a música nueva, pues se convirtió en padre hace ya casi dos años. Sin embargo, con tan solo una guitarra y un piano, el cantautor compartió una nueva canción (sin título por ahora), la cual resulta ser una melodía tranquila en la que existe un "intercambio intuitivo entre su mente, cuerpo y su instrumento".

Dale play a continuación.

Toda la música en la que estoy trabajando ahora está basada en guitarra clásica, 12 cuerdas, trompetas y armonía. Estos son los recursos que tengo a mano, pero estoy feliz de estar restringido a una configuración principalmente acústica como los primeros días. Mantener el formato simple significa que no tengo más remedio que concentrarme en los elementos esenciales. Me gustaría evitar la trampa de la producción como solución para fallas sustanciales en el rendimiento y la escritura", expresó el artista en su sitio oficial.

En la segunda parte de la presentación, Rossen interpretó la canción "Saint Nothing", la cual pertenece a su último EP titulado Silent Hour / Golden Mile, lanzado en 2012 por Warp Records.

Al parecer, desde 2018, el también fundador de la banda Department of Eagles, ya se encontraba ansioso por lanzar nuevo material discográfico, pues al momento de compartir su último sencillo "Deerslayer", comentó que ha estado recopilando reflexiones, fragmentos de canciones  y material de los últimos cinco años, que pudieran ayudarle a escribir un nuevo álbum.

Todo lo que quiero en este momento es terminar algo que capture lo que me obsesionaba con la música cuando era joven: la forma en que el movimiento correcto del acorde puede parecer activar interruptores en el cerebro, la forma en que la buena música va más allá de reflejar la experiencia o simplemente decirte qué sentir y que  puede llegar a parecer que se expande la conciencia a medida que uno lo escucha", comentó el cantautor.

 

No es una revista, es un movimiento.