Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

129235
Festival Marvin: Entrevista con Mi Sobrino Memo

Festival Marvin: Entrevista con Mi Sobrino Memo

Chentes
Carcaño

15/May/2018

Melancolía, nostalgia y emoción.

Platicamos con Eduardo Martínez, un cantautor originario de la Ciudad de México que está detrás de un personaje que brinda momentos nostálgicos, amorosos o melancólicos a través de la música o de sus propias versiones de ciertos hits, en la que nos compartió sus orígenes, su proceso de creación y cómo encontró su propio estilo.

Mi Sobrino Memo es un proyecto de pop folk, o de rock pop en términos populares. También tengo una fascinación de hacer versiones diferentes de otras canciones, por hacer covers. Mis principales medios de momento son YouTube o las redes sociales. De hecho tengo dos canales, uno para mis covers y otro para las versiones originales. Llevo dos años de haber comenzado esta faceta. Estoy próximo a lanzar nuevos sencillos”.

Eduardo ha estrenado canción tras canción, pero no un disco o un EP en forma, algo que hoy en día ya es una tendencia en la industria musical. Esta es su perspectiva al tener ese esquema de lanzamientos. “En mi caso, apoyarme en los covers me ayuda a mantenerme vigente. Tengo 40 covers, son bastantes, en estos días lanzaré otro. Ha sido medio chistoso porque tengo canciones grabadas en estudio y les ha ido bien, pero recientemente grabé la canción “#EramosNovios” en mi casa, le hice un video sencillo, y llegó al millón de reproducciones”.

El origen y la evolución del nombre del proyecto musical de Eduardo es muy curioso, desde ser apodado “Paco Memo” en sus tiempos preparatorianos, que uno de sus tíos le dio al clavo. “Desde la preparatoria me apodaron Paco Memo, en tiempos de un mundial. Después junté a una banda que escucharon esa historia y me llamaban Memo. Al salir de una banda llamada Capitán Mío, en la búsqueda de un nombre para mi propio proyecto, un día vino un tío de Tlaxcala, mi familia le cuenta de mi experiencia en la música y que en el ambiente me decían Memo, entonces se me acercó y me dijo: ‘Yo nunca he escuchado nada de ti, pero te va a ir muy bien en la música, mi sobrino Memo’. Me lo dijo con mucha humildad y de una forma tan sencilla, por lo que me gustó ese nombre friendly”.

Sus canciones transmiten nostalgia y amor, por lo que se convirtieron en una buena compañía para la tristeza, sin olvidar sus referencias a la cultura pop. Eduardo nos comparte su proceso de creación. “Me baso en ser mas apegado a mi. Creo que todo mundo que compone, hace canciones de amor, de nostalgia, pero siempre tocando directamente esas palabras: ‘Te extraño, te quiero, esto, aquello’. Yo soy una persona muy millenial, entonces me gusta transmitir quién soy con los temas, no solo lo común, sino hacer referencias con cosas que me gustan, como en ‘Melancólico’, en la que hablo de Pokemon o de Arale, o en ‘Si te vuelvo a encontrar’ con detalles de Harry Potter. Soy muy geek, me gusta cuando se puede, lo hago sin duda”.

Los covers que ha realizado son atinados y variados, con tributos a Zoé, Calle 13 o Carlos Sadness. Les imprime su propio sello, no son la copia de la copia. Mi Sobrino Memo tiene dos filtros para elegir que canción reversionar: Por gusto o por demanda popular, al fan lo que pida.

“Mi primer cover fue a Love Of Lesbian, que es mi banda favorita, y a partir de ese, la gente te va pidiendo a que canción le gustaría que le hiciera una versión. Cuando coinciden muchos comentarios sobre hacer un cover a ‘Rata de dos patas’ de Paquita la del Barrio, por decir un ejemplo, y muchos lo piden, ahí si lo hago, me gusta complacer a la gente que me sigue. Últimamente lo que trato de hacer es covers que de algún modo conecten con mis temas originales. Hice la de ‘Solo eso es’ de Rodrigo Robles, o la de ‘Las vacas’ de Paulino Monroy, rolas que han logrado conectar con mi personaje, y que me me han dado sorpresas. Ahora que estuve en el Multiforo 246, los asistentes se sabían las originales como los covers, y curiosamente se saben más las versiones que conectan con mi proyecto”.

Como todo proyecto musical de alcoba, Eduardo solo salía a tocar con su guitarra, lo que le daba facilidad para salir a varias ciudades. Ahora con su reciente incorporación a la agencia Humo, está invirtiendo tiempo y recursos en tener un show más elaborado, con banda completa.

“Al principio era solo mi guitarra y yo, me facilitaba mucho salir a diferentes estados, era una onda intima acústica. En el Multifloro 246 hice un set más elaborado, puse luces y un cuadro, en la que adorné el escenario lo más parecido que pude al set donde grabo mis videos, para transmitir un poco más quién soy y tratar de sentirme como en casa. Aunque es un show básico, la gente lo convierte en una cosa grande. Ahora que recién me integré a la agencia Humo, estamos tratando de meter a Mi Sobrino Memo con banda completa, solo cuando las condiciones como el presupuesto lo permitan, pues al ser solista, el tratar de tener un show completo implica muchos gastos, como tener ensayos o rentar una camioneta para los traslados, es medio complicado. A la gente que vaya a ver mi show, le espera mucha melancolía, nostalgia y emoción, dependiendo también del público (risas), ya que es quien llena de vibra el lugar”.

Sin duda alguna, Mi Sobrino Memo es un hijo del streaming. Se ha beneficiado mucho de cómo se escucha la música actualmente con plataformas como Spotify y de su respectivo posicionamiento a través de los playlists.

“Para mñi ha funcionado demasiado bien. Yo inicié esto de los covers gracias a dos chicos de Barcelona, hacen lo mismo con un concepto diferente, entonces comencé a hacer lo mismo. Cierta gente me decía ‘¿A quién se le ocurre?, nadie espera vivir del streaming‘. Antes de Humo, yo vivía de hacer los videos y las reproducciones. Al principio me daba temor, porque pensaba en que sacar dinero de eso era ilegal, hasta que me asesoré con la SACM, y me orientaron, me dijeron que soy músico, y como tal, ya es un trabajo tomarme el tiempo de grabar un tema y hacerle un arreglo distinto, por lo que se puede remunerar, solo es obtener una licencia para hacerlo”.

Eduardo nos da unas cuantas recomendaciones de la escena local mexicana. “Me gusta mucho una banda llamada Sol Flamingo, espero un día colaborar con ellos, un día los vi en televisión y dije ‘Quiero hacer una banda así’, antes de hacer todo esto. También me gusta URSS Bajo El Árbol o Ramona. Hay una amiga mía que tiene un proyecto llamado Jai Jas, una solista que apenas está iniciando. También soy fan de Jandro, Enjambre y Natalia Lafourcade”.

El futuro inmediato viene con una reversión de una de sus canciones anteriores. Así mismo, recientemente estrenó un cover más. “Después del Mundial, vamos a sacar mi nuevo sencillo ‘Cuando fuimos nada’, una canción que había sacado anteriormente, pero cuando entré a trabajar con Yuno Forquetina, me propuso volver a grabarla, ya que le pareció muy chida. Después vienen otros tres sencillos y colaboraciones. Recién saque un cover a ‘Cien años’ con Daniel Dennis, que ha gustado bastante”.

Por último, aprovechando que es fan de los monstruos del bolsillo, una clara referencia en su tema “Melancólico”, Mi Sobrino Memo nos comparte algunos de sus Pokemones favoritos. “Me gusta Mega-Mewtwo. De los de la vieja guardia, soy fan de Lapras y de Jinx”.

Mi Sobrino Memo se presentará dentro del Festival Marvin este próximo 19 de mayo.

No es una revista, es un movimiento.