Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

145441
Entrevista con The Joy Formidable

Entrevista con The Joy Formidable

El lado ambicioso del indie.

Sí existe, el rock contemporáneo relevante está a tu alcance si sabes donde buscarlo, como en el material más reciente de The Joy Formidable.

La banda galesa The Joy Formidable rema a contracorriente; hace poco, durante la promoción de su más reciente álbum, Aaarth, la vocalista y guitarrista de la banda, Rhiannon “Ritzy” Bryan había declarado en medios. “Hay que querer mucho el seguir haciendo música con guitarras, para seguir adelante como nosotros”.

Atrás ha quedado el mundo de limusinas, bacanales en hoteles de Beverly Hills y arrojar televisiones por la ventana; los que hacen rock hoy en día afrontan un panorama más sombrío. Al respecto, conversamos con Rhydian Dafydd sobre el arduo camino que ha recorrido su banda, The Joy Formidable.

“En mi opinión, creo que tenemos que analizar cual es el valor del arte en general, porque creo que muchos músicos y artistas están siendo aplastados, están batallando por sobrevivir, pero es una situación complicada, porque el Internet ha empoderado a muchos artistas también. Hay que ver esto a fondo, no es algo blanco y negro, es complejo, ¿sabes?, pero a mí no me hace sentido que estés trabajando en un proyecto por un año para que valga un poco más que una taza de café, no, hay un desbalance radical y creo que hay algunas partes que son responsables, pero no me malentiendas, tampoco tengo la respuesta, es complejo”, dijo Dafydd.

Para el reciente álbum (arth, la palabra oso en galés), la banda tenía sus batallas internas que lidiar, más específicamente obstáculos en el proceso creativo que se debían sortear (más que conflictos entre los integrantes). El resultado final es un álbum de rock extravagante, con un trío de un pueblito de Gales produciendo nuevo rock orquestal, ambicioso y ecléctico; algo que se ve raro dentro del género hoy en día, teniendo a muchos nuevos grupos simplemente reciclando algún sonido o idea como Greta Van Fleet.

“Me refiero a que pueden haber ciertas cosas en la industria de la música que son muy difíciles, así que teníamos (que combatir) eso, y también, cada álbum es un nuevo capítulo, y 'Ritzi', por primera vez, sentía que estaba bloqueada al momento de componer y tuvimos que seguir avanzando con todo y eso, porque sentíamos que el álbum tenía que significar algo, nos tomó algo de tiempo averiguar que iba a ser. Hubo un proceso de sanación, este álbum habla de eso, es una transformación”, comentó Rhydian.

Menos mal que “Ritzy” cuenta en Rhydian con un compañero de composición que apoya con su creatividad, su orquestación, sus arreglos y sus dotes como multinstrumentista. Para componer, a Rhydian le gusta hacerlo en una multitud de diferentes situaciones para “desafiarse a si mismo”, como dice.

“A veces tienes que empujar (el proceso creativo), a veces tienes que dejar que suceda, la clave está en siempre hacerlo, puede que te llegue una idea en cualquier momento, a veces voy caminando y me entra un ritmo, porque estoy obsesionado con la música, y lo escribo en mi teléfono o en una libretita que llevo conmigo, ya sabes, la traigo todo el tiempo. No me malinterpretes, también hay otras maneras de componer que funcionan, solo tienes que dejar que respire, y si haces eso, puedes hacer que te funcione de todo tipo de maneras, en vez de siempre necesitar tener cerca una guitarra acústica. En este último álbum, pegamos juntos muchos sonidos, más que en el álbum pasado, queríamos captar la química en vivo”, comentó el músico sobre su proceso creativo.

The Joy Formidable no venía a México desde el 2012, cuando se presentó en el Corona Capital de aquel año; ahora, en el 2019, estará en la versión tapatía de aquel festival, y aprovechará para estar en el Foro Indie Rocks! el 15 de mayo, más una fecha en Monterrey, dice Rhydian. El trío galés, conformado por Rhydian, “Ritzy” y el baterista Matthew Thomas, no tiene alguna expectativa en particular sobre el viaje a México, están contentos con simplemente estar de vuelta.

“Tratamos de no pensar mucho en las cosas, nos gusta tocar en lugares lejanos, vivir nuevas experiencias y empaparnos de nuevas culturas, o sea es un privilegio poder hacer eso. No estoy seguro de que tengamos alguna expectativa (de estar en México), nunca hemos tocado en Monterrey, y creo que en Guadalajara tampoco, así que definitivamente queremos ir a explorar esos lugares, no nada más llegar para la tocada, pero andar con los ojos abiertos, empaparnos de lo que anda sucediendo”, concluyó.

No es una revista, es un movimiento.