160328
Entrevista con Oxomaxoma

Entrevista con Oxomaxoma

17/Ene/2020

Laboratorio para la Desocultación Sonora de la ‘Patamúsica 2020: Sobre descubrir soluciones imaginarias y habitar un territorio y una temporalidad neutral.

(…) Pero los verdaderos viajeros son los únicos que parten

Por partir; corazones ligeros, semejantes a los globos,

De su fatalidad jamás ellos se apartan,

Y, sin saber por qué, dicen siempre: ¡Vamos!

¡Son aquellos cuyos deseos tienen forma de nubes,

Y que como el conscripto, sueñan con el cañón,

En intensas voluptuosidades, mutables, desconocidas,

Y de las que el espíritu humano jamás ha conocido el nombre! (…)

Del poema El viaje de Charles Baudelaire (1861).

¡Probablemente no sería del gusto de Hegel! Con su historia polifacética, mutante y experimental, Oxomaxoma exaspera a todos aquellos que temen por la disociación, la vaguedad y el riesgo. Sin embargo conquista a las y los que se hartan de la precariedad del presente y las versiones limitantes de una realidad que insiste en ser cristalizada. 

¿Se disgregan la libertad y la capacidad de creación cuando la imaginación rechaza su supuesto valor periférico? “La imaginación es la que ha enseñado al hombre el sentido moral del color, del contorno, del sentido, del sonido y del perfume”, escribe Charles Baudelaire. La lírica ambigua -pero no por eso muda- de los 35 años de Oxomaxoma (nos) hacen creer y defender que sí, es cierto, la imaginación consiste en descomponer la creación y dar sentidos distintos a lo que musicalmente corresponde: 

Construir algo que está por encima o debajo del mundo.

(***) 

Desde la perspectiva de José Álvarez, no existe un vacío entre el Laboratorio para la Desocultación Sonora de la ‘Patamúsica 2020, los cantos del Pingo o las veladas en las que se fugaba con sus primos al Salón Chicago. Para los integrantes de Oxomaxoma, la correspondencia entre las raíces y la vanguardia de la banda es posible gracias al desarrollo intuitivo, la asociación del riesgo con el conocimiento y la conexión con el público. 

“Nos concentramos en generar y canalizar toda la energía que tenemos dentro para que toda la gente que nos está escuchando pueda enfocarse en sus puntos sensibles y -de esa forma- active los botones en los que perdemos la sensibilidad hacia ciertas situaciones, cosas o personas”.

Cuando Pepe habla acerca de cómo se relaciona con quien naufraga entre los ritmos de “Con hilos de lata” y “Los que respiran odio” resalta la responsabilidad y congruencia que tiene Oxomaxoma al ser parte de una purga emocional y política. 

El apoyo hacia los temas de Despertar: Chile (2019), así como la recopilación y lectura de testimonios que denuncian relaciones abusivas, negligencia por parte de las autoridades al investigar los casos de desaparición forzada y el repudio por la normalización de la violencia escapa a ser “un acto panfletario”, pues Oxomaxoma tiene claro que la enunciación de consignas conlleva un costo psicológico a nivel individual y colectivo.

“[Dar lectura a la carpeta negra] fue un ejercicio muy interesante. La gente ponía todas las cosas que deseaba obtener y desechar de su vida. Sirvió de desahogo para todos. Fue un momento único y sensible y que por ética y respeto se debe tratar con seriedad. Como tal, ya no hacemos un mensaje explícito, sino que todo se presta para que cada quien lo interprete a su manera y circunstancia. Es ahí donde se construye una forma de conjunción y de acción como público”.

View this post on Instagram

#enelforoalicia#por los #43

A post shared by oxomaxoma (@oxomaxoma) on

Para los verdaderos viajeros decretar no es sinónimo de guiarse por fórmulas inamovibles.

En vísperas de su presentación en La Logia Negra, Oxomaxoma contó con el apoyo creativo de Vixen Visual, Resonance, Interzona y Espacio Arterial para despedir al lustro de Con Ojos de Fuego y, con ello, dar paso a la aspereza de Industrial Body Music (2019) e inaugurar una jornada experimental “más fuerte, fúrica, compleja, participativa y con una sola regla: Perseguir la voz”. 

Desde hace poco más de dos años hemos trabajado en este proyecto. Estamos muy orgullosos de nuestro formato vinilo y de nuestros dos CDs: Ambientral y Los Ciclos del Silencio. 

En Ambientral intentamos crear un estado mágico a partir de la distorsión, reverberación y muchas texturas y frecuencias. Es una cuestión muy aleatoria que puede llegar a ser incómoda pero que permite mantenernos en un Apocalipsis de vigencia permanente. 

Por su parte, Los Ciclos del Silencio se caracteriza por dos cosas centrales: la invitación a colaborar con nosotros y la correspondencia entre el tiempo de duración y el número de track. En este material también quisimos dar un tiempo de relax a la gente; el tema número cinco es para que la gente pueda hacer un ejercicio de silencio”.

Con el box set de Laboratorio para la Desocultación Sonora de la ‘Patamúsica 2020 (LDSP), la banda busca poner en evidencia que -bajo una lógica que desconoce cualquier tipo de protocolo musical- el descubrimiento de soluciones imaginarias es un lugar privilegiado para reorganizar el orden convencional a través del “hacer sin hacer” y el habitar un territorio y una temporalidad neutral.

“Podríamos decir que la Patamúsica sirve para nada y es inútil, pero va dando lectura a un manifiesto. En esta ocasión ya no vamos a ser tan combatientes y dejaremos que las cosas fluyan. Todo está al aire para que la gente sea parte de tiempos cambiantes y no de una realidad, sino de un realismo".

(***)

Para Baudelaire, la imaginación tiene que ver con el dominio sobre un oficio y la búsqueda del más allá. Los verdaderos viajeros son los únicos que parten con deseos en forma de nube y un espíritu al que no se le halla nombre u origen. Como los personajes de apetito insaciable del poeta, José Álvarez, Prosumer y Rabdoll son viajeros que se mecen sobre el confín de los mares y que -para no convertirse en bestias- se embriagan por sus deseos de producir la sensación de lo nuevo, del sentido moral del color, el contorno, el sonido y el perfume. Lanzar las raíces sonoras al aire y así demostrar que la libertad y la locura aún nos pertenecen.

Desde los ensayos en los salones vacíos del Colegio de Bachilleres, el riesgo ha sido nuestro elemento habitual para imaginar. Eso y los sueños describen nuestra personalidad como viajeros de diversas décadas y generaciones. Siempre estamos buscando cosas novedosas porque nuestra meta es reconstruir las reglas básicas de la música”.

No es una revista, es un movimiento.