167038
Entrevista con La Habitación Roja

Entrevista con La Habitación Roja

Volver a empezar con La Habitación Roja: un sobrevivir musical.

Cuando el confinamiento comenzó a invadir al mundo entero, Jorge Martí –vocalista/guitarrista de La Habitación Roja– tomó un vuelo de España a Noruega, dejando los preparativos del 25° aniversario de la banda; si no lo hacía en ese momento, pasaría meses alejado de su familia. Aterrizó en un aeropuerto tomado por militares y consciente de que por esta situación todo lo que había planeado para este año se iba al carajo, llegó a casa bajo esa incertidumbre de cuándo terminará. Ahora se mantiene en resguardo obligatorio con su mujer e hijas.

Estoy relativamente bien –apertura el músico esta entrevista virtual–, pero siento el mundo sobre mi espalda y la cabeza. Estoy viviendo una especie de montaña rusa emocional constante levantándome eufórico pensando 'ya pronto vamos a salir de ésta' y después volver a sentir ese duelo. Pero es normal: todos tenemos derecho a sentir esa tristeza que combatimos con la música, una de las cosas que hacemos los humanos para resaltar la belleza de las cosas”.

Dejando atrás su gira en Madrid y Barcelona así como los más de 45 shows programados para este año, el front de la banda española expresa que tal contingencia impacta en La Habitación Roja como una irrealidad de estar viviendo una especie de pesadilla.

“En verdad tenemos una gran incertidumbre; esta angustia de pensar que todo nuestro esfuerzo de 25 años se puede poner en riesgo, es una situación que genera mucha impotencia. Sin embargo, nuestro principal objetivo es sobrevivir y aguantar para que vengan tiempos mejores. Yo creo que la música es una interacción entre el que la hace y el oyente, pero no mentiré al decir que los músicos necesitamos tocar y sentir el calor de la gente”, expresa Jorge con un ligero tambaleo en su voz.

El encierro obligatorio, presumen, puede permitirnos el tiempo necesario para la creatividad, pero para Jorge y su Habitación no es el mejor momento para componer:

“Se vuelve complicado el aislamiento para conseguir inspirarte. Es difícil concentrase y tener ese espacio personal para uno mismo, más si compartes el encierro. Creo que de alguna manera estamos un poco en shock y el estar pendientes de la actualidad hace que se pierda un poco el andar de la creatividad; uno está más atento a la alerta que al crear. Pero, ¿sabes? estoy seguro que después de este espacio largo saldrán tantas cosas buenas…”, menciona el músico mientras suspira por lo lejano del regreso a la “normalidad”.

El pasado 17 de abril, La Habitación Roja publicó un sencillo nombrado "La Luz (Canción Para Whitney Dafoe)". Un tema alentador y con un trasfondo imposible desprender.

Conozco de cerca la historia de Whitney, principalmente por mi mujer. Ambas sufren la misma enfermedad (síndrome de fatiga crónica) que las mantiene confinadas mientras la vida pasa de fuera. Así que escribí la canción hace tiempo, pero creí que era perfecto sacarla porque se adapta a la actualidad. –Y con un sollozo, narró: A principios de marzo quedó la primera mezcla gracias a Luis, nuestro técnico de sonido, y ésta fue la última… lamentablemente el padre de Luis falleció a causa del virus y era imposible retomar la edición. Esta canción queda ligada a un momento muy fuerte para nosotros”. Un espina permanente para la banda, sin duda.

Sin fechas confirmadas ni siguientes pasos, La Habitación Roja actúa realista para sobrevivir, esperanzados en volver a la “normalidad”. Y aunque la sensación de que el 2020 esté perdido para la música, la banda intentará componer y estar activos en las redes. Aún con todo esto, Jorge está consciente de la responsabilidad que tienen para la gente:

“Sin duda, ofreceremos lo mejor de nosotros. Somos sensatos de lo importante que va a ser la vuelta a la vida y que la música auxilia a las sensaciones, los sentires a flor de piel sobre los cuales intentaremos seguir estando a la altura. El regreso también tiene su lado especial, como volver a empezar de nuevo. Como un enamoramiento a primera vez, inspiró el vocalista cerrando así la conversación”.

Un texto dedicado a “Luis” y a todos los caídos en el terreno de la música. QPD.

No es una revista, es un movimiento.