Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

80233
Entrevista con Kurt Vile

Entrevista con Kurt Vile

05/Oct/2015

Kurt Vile, un promiscuo de los estudios.

En su canción “Pretty Pimpin” Kurt Vile canta: “Me levanté esta mañana y no reconocí al hombre en el espejo. Luego me reí y pensé; qué tonto, sólo soy yo”. Esa frase puede perfectamente resumir este momento en su carrera pues en entrevista para Indie Rocks!, el originario de Philadelphia, asegura que más que haber pasado por una crisis de identidad, ahora escribe evocando emociones que no necesariamente vive al instante o que incluso no son suyas.

“Soy padre de dos niñas y estoy en otra etapa de mi vida. Ya pasé el momento de encontrarme y supongo que soy más responsable. Voy de gira y vuelvo a casa, no las llevo porque sería caos. Escribir esa letra tuvo que ver más con que hay sentimientos universales que busco capturar en mis canciones: la oscuridad, la tristeza, el amor, el autodescubrimiento”, explica quien fuera miembro de The War on Drugs.

La razón de nuestra charla telefónica es b'lieve i'm goin down... el disco donde se encuentra la citada canción, mismo que es su sexto disco en solitario y que vio la luz el 25 de septiembre. Para producirlo Vile se trasladó de un estudio a otro, grabando en Brooklyn, Los Ángeles y hasta en los legendarios estudios Rancho de Luna en Joshua Tree.  

Kurt Vile

“No es la primera vez que lo hago así. Me gusta grabar en distintas ciudades porque creo que esto le brinda un extra al sonido. Yo me traslado de un lugar a otro pero llego al 'hábitat' de mis colaboradores, ellos están en su espacio, cómodos. Me gusta esta mezcla y le da una atmósfera nueva al álbum. En cuanto a Joshua Tree fue una gran experiencia, esos estudios son como estar en casa pero con la magia del desierto”, asegura.

“Yo toco varios instrumentos así que el álbum tiene más piano, obviamente hay guitarras y banjo que es lo primero que aprendí a tocar. De hecho, aunque ya no lo toco, porque tengo uno mejor, todavía conservo el primero, el cual fue un regalo de mi padre. Por ahora quiero seguir explorando eso, antes de adentrarme en nuevos instrumentos aunque sé que eventualmente lo haré”, añade.

Entre su disco pasado y b'lieve i'm goin down... hubo tres años de descanso por lo que es lógico que Vile vivió nuevas experiencias y encontró influencias musicales distintas. Sin embargo, según él mismo su voz, la cual controla mejor que antes, le da cohesión a su sonido.

Comenta también que ahora habrá que ir de gira antes de volver a su amada Philadelphia. “Quiero sorprender al público con el sonido. Me emociona tocar cosas nuevas. No creo tener invitados especiales ni nada. Mis instrumentos, la música y yo”, concluyó.

No es una revista, es un movimiento.