Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

178461
Entrevista con J. Zunz

Entrevista con J. Zunz

12/Ene/2021

Fuerza eléctrica en tonos azules.

La fuerza que Lorena Quintanilla le imprime a Lorelle Meets The Obsolete es única, su presencia sobre el escenario y su forma de conectar con el público, nos muestran el compromiso que tiene con la música, pero al escucharla en su proyecto solista J. Zunz nos permite adentrarnos a ella de forma íntima, conocer sus preocupaciones y sus deseos, encontrándonos como escuchas también en ellos.

Bajo el seudónimo de J. Zunz, el año pasado Lorena nos presentó Hibiscus, la segunda producción de este proyecto nacido en 2017 con el álbum Silente. En este nuevo álbum con eléctricas melodías comparte un apoyo para todes sus escuchas, nos presenta ocho temas que con atmósferas profundas acompañan a la rabia, al deseo y a la ilusión de dejar que la sociedad pueda hacernos sentir menos. Pude platicar un poco con ella y esto fue lo que me comentó sobre el pequeño resumen que escribió sobre su último material.

Cuando compuse el álbum quería que las canciones me hicieran sentir más fuerte y sin miedos. Estos mismos sentimientos son los que deseo transmitir también a quién lo escuche. No quería convertirme en la apología de la mujer triste que se desvanece poco a poco. Ya tenemos muchas historias así. Especialmente cuando el problema al que me enfrentaba en esos momentos, estaba trágica e irónicamente atravesado por cuestiones de género. Hice resistencia a este papel malamente romanizado por algunxs. Pensé que había temas más importantes más allá de lo que estaba viviendo y decidí enfocarme a escribir/componer sobre eso”, explicó Lorena.

Hibiscus a primera instancia podría parecer un nombre sacado de algún antiguo lenguaje o ser una palabra de un nuevo abecedario, pero en realidad se apega a nuestro universo y es el nombre de una bella flor, que acompañó a Lorena en este viaje sonoro.

“Una noche, durante la grabación del álbum, desperté en la madrugada con la frase 'La flor Hibiscus te va a curar' en la mente. Ya llevaba tiempo con insomnio y otros males. No sabía nada sobre esta flor, ni que la jamaica tan utilizada en nuestro país era un tipo de hibiscus. Hice una investigación sobre la flor y comencé a tomar el té y efectivamente me sanó en muchos sentidos. Todavía no sé bien cómo explicar esta experiencia, pero lo que sé es que hubo un proceso de transformación en el álbum que fue acompañado por esta flor”, comentó.

Cuando hablamos de atmósferas electrónicas, recurrentemente nos encontramos con el equilibrio entre máquinas y software para la creación ¿Cuáles son las herramientas que utilizas para este proyecto?

“Para la composición y grabación de este álbum utilicé lo que tenía a mi alrededor en ese momento, mucho de este equipo fue prestado. Utilicé un Juno 60 y un órgano Acetone para crear las bases de las canciones. Para los beats usé una caja de ritmos Boss DR-55 y una Simmons SDS8. Los pedales que más utilicé fueron el Moog Ring Modulator y el delay DL4. Todo fue grabado directo a un Joemeek OneQ y luego a una Apogee Ensemble”.

J. Zunz es un proyecto cargado de fuerza femenina y arte, para el video del tema “Four Women And Darkness" junto con Johnny O’Carroll nació la idea de mostrarnos a diferentes mujeres en escenarios desolados, que hasta podrían ser distópicos. Lo más impactante de todo es que es un episodio real en la familia de Lorena durante la guerra de los cristeros en Jalisco; por esto mismo las intérpretes de dar vida a las imágenes son la hermana y amigas cercanas de Lorena, quienes conociendo la idea principal que se buscaba transmitir, tuvieron libertad para mostrar sus propias nociones de miedo y cierta oscuridad.

“La canción habla sobre una historia que mi abuela solía contarme de niña. En esta hablaba como ella y sus hermanas estuvieron encerradas por horas en un cuartito oscuro oculto detrás de un mueble en su casa. Tuvieron que esconderse porque los militares estaban revisando la casa y era bien sabido que violaban y raptaban niñas y mujeres. Pasaron horas en ese cuarto frío hasta que los militares se fueron. Pensamos que era buena idea colaborar con cuatro mujeres para representar de alguna forma la esencia de esa idea. Mencionamos ciertas escenas de Meshes of the Afternoon de Maya Deren entre otras muchas cosas. Todas viven en ciudades distintas; debido a la pandemia, la mayoría de ellas tuvieron que grabar desde sus casas”, detalló.

La música ha permanecido en pausa por la pandemia mundial en que nos hemos encontrado, pero el aislamiento no es algo nuevo para Lorena, quien aunque crea J. Zunz de forma solitaria, se mantiene en contacto con sus seres queridos. “Mi proceso creativo no ha cambiado mucho. Con los cambios de ciudad me he acostumbrado a las amistades de larga distancia y a los video chats y mensajes por celular, siempre he tenido muy buenxs amigxs”

Hibiscus forma parte de las filas del londinense Rocket Recording, con quienes Lorena ha trabajado desde hace muchos años y cuyo catálogo la hace sentir cercana en ideas y sonidos al incluir a grandes músicos y amigos, haciendo mucho más fácil la relación para lograr la parte visual que complementaría los temas que ya se habían seleccionado.

Cuando terminé el álbum pensé en ellos por todas estas razones, les mandé las canciones y les gustaron. En la parte del arte me inspiré mucho en la artista Helena Almeida; les mandé unas fotos de ella que me gustaban. Al principio el concepto era jugar con los mismos elementos, es decir una foto en blanco y negro y pintura azul encima, pero Chris Reeder (la otra parte de Rocket) tuvo esta idea de reemplazar la pintura por el texto/gráfico azul y me encantó. A mi punto de vista es como una reinvención de su obra”, finalizó.

 

Sigue el trabajo de J. Zunz en su perfil de Bandcamp, Facebook o Instagram.

 

No es una revista, es un movimiento.