92593
Entrevista con Illya Kuryaki & The Valderramas

Entrevista con Illya Kuryaki & The Valderramas

Platicamos con Emmanuel Horvilleur sobre el nuevo disco de Illya Kuryaki & The Valderramas.

Illya Kuryaki & The Valderramas es una de las bandas más importantes de la década de los 90. Junto a otras propuestas argentinas, invadieron México y el resto de América y se convirtieron en referente para escenas rockeras del continente. Este par de raperos y sus compatriotas formaron el mapa de lo que sucedía en países como Chile, Colombia y Uruguay. 

El dueto rapero-funky-fiestero acaba de sacar un nuevo disco de nombre L.H.O.N. (La Humanidad O Nosotros) y esto crea la excusa perfecta para platicar con Emmanuel Horvilleur sobre el cambio que dieron al lanzar un material más tranquilo, alejándose de la fiesta de sus trabajos anteriores. Sobre este tema, comentó: “Es una de las peculiaridades del disco. Las canciones son más tranquilas, aunque también forman parte de Illya kuryaki pero ahora tiene un poco más de protagonismo. Estamos contentos con este sonido, fuimos honestos con nuestros gustos. Además, al tener tantos discos este se distingue del resto. Pero no por lento pierde intensidad, esa la encuentras en otro lado, son canciones pesadas sobre todo espiritualmente, con una fibra bastante pesada”.

Esa tranquilidad cubierta de intensidad se ve reflejada a la perfección en el tema “Ey Dios”, que grabaron con la mexicana Natalia Lafourcade“Sí, el estribillo es como una especie de virgen cantando, como una enviada de la Lupe. Fue un logro haberla podido incluir en el disco. La canción fue una de las primeras que surgieron cuando empezamos a componer para este disco. Habla de un Dios muy cercano, diferente al que está representado en las iglesias. Es uno de los tracks más importantes, no sólo del disco sino de toda nuestra carrera. La hicimos con mucha emoción”, nos contó.

“No compusimos con Natalia pero capaz que la escribimos pensando en ella. A ella la conocimos en unos Grammys en 2013 durante un homenaje a Miguel Bosé y tuvimos muy buena onda. Cuando viene a Argentina la vamos a visitar si podemos. Una vez la vimos acá en un show, le mostramos la canción y cuando tuvo un hueco en su agenda ella lo grabó y nos lo mandó. Esperemos que sea el comienzo de una relación musical que de para mucho más”, agregó.

Illya Kuryaki

Pero Natalia no es el único nexo que Dante y Emmanuel incluyeron con México. El mezcal, esa bebida que tanto nos gusta a los nativos aztecas, también encontró un lugar en el nuevo álbum así como en los corazones de los argentinos. “Disfruté mucho el mezcal cuando nos invitó Lila Downs a tocar con ella en el Auditorio Nacional, creo que ahí fue la primera vez que lo tomé. A partir de ahí se nos quedó el mezcal sonando en la cabeza y cuando empezamos a hacer la canción, creo que jugando, no recuerdo si Dante o yo dijo: 'Ritmo Mezcal'. Sentimos buena vibra con ella al ser una bebida espiritual y también sexual. Es una de esas cosas que, sin ser una pastilla de éxtasis, te dejan una sensación similar”, confesó.

Terminando con la relación con nuestro país, el cantante nos confesó que desde su regreso a México las cosas no han sido como lo esperaban, ya que ha sido difícil volver a ganarse a la gente, a pesar de que hace cuatro años fue el Vive Latino el escenario elegido para su regreso triunfal. “México no fue el país más fácil para volver a juntar Illya. No nos va mal pero aún hay mucho por hacer. Curiosamente ahí nos fue muy bien en los 90. Aunque no tengo una respuesta al por qué, creo que se debe a que en esa época México era un país muy virgen musicalmente y ahora hay infinidad de bandas. Además, estuvimos mucho tiempo separados y la escena cambió. Eso hace que nos planteemos más desafíos”, confesó.

Illya ya no es lo mismo que antes. Al preguntarle si el cambio en la intensidad de su música se debía a la edad simplemente contesto que sí, pero recordó también que el sonido de antes sigue representándolos. “Tal vez no conscientemente pero va a quedando un poco atrás, como decimos nosotros, el boludeo. Por otro lado esas canciones como 'Coolo' ya no nos salen tan natural, fueron compuestas con una fibra en su momento y han acompañado a mucha gente. Ver a alguien cantando en un concierto, con los ojos cerrados, ‘a mover el culo’, hace que se convierta en una letra de liberación. Siempre van a ser parte de nuestro sonido pero ya no nos salen tan fácil”, explicó.

El reto más difícil de ser una banda legendaria que estuvo separada durante tantos años es que, a la hora de regresar, la mayoría piensa que se trata de algo forzado o que se debe a la falta de dinero de sus integrantes. Sin embargo, a cuatro años de su nueva aparición, y ya con dos discos de estudio con canciones nuevas, Emmanuel lo ve desde un ángulo completamente distinto. “Somos también una nueva banda, no volvimos para hacer nostalgia y cantar las canciones viejas. No, regresamos para componer. Incluso, para algunos, los discos que más conocen quizá sean los nuevos. Estamos en un buen momento y disfrutamos mucho hacer música nueva y estamos contentos con lo que está pasando”.

Illya Kuriaki no tiene planes inmediatos para venir a nuestro país, aunque Emmanuel nos aseguró que piensan visitarnos antes de fin de año, durante la segunda parte de su gira promocional.

No es una revista, es un movimiento.