186061
Entrevista con Gary Numan

Entrevista con Gary Numan

18/Jun/2021

Cuando la ciencia ficción se convirtió en una realidad distópica.

En 1979 en el Reino Unido, el partido conservador posicionaba como su candidata ganadora de la elección como 1er ministro a Margaret Thatcher; conocida como “la dama de hierro” quién iniciaría el primer experimento neoliberal y el desafío por revitalizar la economía de un  país en quiebra, causado tras una larga crisis económica. En ese momento el país se reponía de la embestida del movimiento punk de 1976, mismo que acogía a miles de jóvenes desencantados ante la falta de oportunidades, haciendo suya la frase de Sex Pistols “No Future for me” ("God Save the Queen") y tomando la filosofía del “Hazlo tu mismo” como una forma de subsistencia.

Bajo este contexto, aparece el álbum de Gary Numan titulado: The Pleasure Principle (1979),  un material que rompía con todos los esquemas establecidos debido al novedoso sonido compuesto por sintetizadores, alejándose por completo del rock tradicional de la época y transformando por completo la nomenclatura de la música pop con miras hacia la década que estaba por iniciar.

Nunca nadie imaginó que Gary Anthony James Webb (nombre verdadero de Numan) un punk transformado en androide andrógino, llegaría para mostrarnos que sí había un futuro, y este era a través de la música electrónica orientada al pop, misma que causaría  inspiración a miles de jóvenes hasta nuestros días.

El surgimiento del llamado synth pop convirtió a Gary Numan en un referente obligado en el género, poniéndolo por encima de contemporáneos como Cabaret Voltaire, Orchestral Maneuvers in the Dark, The Human League y el Ultravox de John Foxx, este último, con quién cosecharía a lo largo de los años una gran amistad producto de la admiración que ambos músicos se tienen.

A lo largo de más de cuarenta años de trayectoria el músico inglés ha pasado por una transformación notable, iniciando con los sonidos de sintetizadores melódicos y el new romantic, hasta llegar a las atmósferas ásperas del rock electrónico industrial; ganando nuevos adeptos y reafirmando su importancia y admiración entre músicos como Trent Reznor, el productor Alan Moulder, Dave Grohl y el dúo Basemant Jaxx, quienes en 2002 en su tema "Where's Your Head At" usaron un sampleo del tema "M.E" de Numan.

En 2021 regresa el músico y productor inglés, con un nuevo material titulado Intruder, obra compuesta por trece temas electrónicos plagados de ruidos, crujidos y atmósferas oscuras que parecen hechas para el soundtrack de nuestra propia realidad distópica.

Previo al encuentro decidimos escuchar todo el nuevo material disfrutándolo de principio a fin, dejando las preguntas listas para nuestra entrevista, no sin antes dar algunas impresiones que nos parecen notables sobre el regreso de Gary Numan al panorama musical.

Intruder es un álbum oscuro y de estructuras industriales que se aleja de las tendencias y sonidos de moda, pero que no pasa inadvertido para el escucha, ya que su objetivo, es el de atrapar a través de su riqueza sonora bajo un excelente nivel de producción y arreglos. Temas como "Betrayed", "The Gift", "When you fall" e "Intruder" que es el sencillo promocional, destacan por sus bien logrados momentos, que van de lo melancólico a lo intenso, mención especial para "I am screaming" con reminiscencias de synth pop y "A black sun", canción que presenta una excelente línea melódica. "The end of Dragons" en sus dos partes contiene un piano con un motivo melódico que la hace especial, sirviendo a manera de epílogo para el  cierre  de este vertiginoso material.

Es importante señalar la labor de Ade Fenton encargado de la producción y mezcla, ya que esta es impecable y justifica por que Gary Numan lleva trabajando con él por más de 10 años.

Después de escuchar el álbum completo surgieron muchas preguntas y a pesar del corto tiempo que teníamos para charlar con él, decidí que lo mejor sería realizar una conversación amena, donde Gary hablara abiertamente sobre su proceso creativo y motivaciones, así como las ideas que lo llevaron a producir este último álbum.

Cabe mencionar que Gary no establece una formula o bien una metodología al empezar a componer,  sin embargo él se considera como una esponja que absorbe lo que está a su alrededor para crear. “En realidad llego al estudio con la mente en blanco, nunca tengo una idea predeterminada, ni mucho menos una expectativa de lo que voy hacer, simplemente me siento a trabajar con el teclado buscando ideas sencillas, melodías que me gusten y que pueda llevarlas más adelante a la computadora para crear los sonidos que sean los adecuados. Es muy importante pensar en el carácter y la intensión de la melodía ya que ayuda en las atmósferas que tendrán las canciones y de ese modo, poder escribir las letras".

Muchos de los sonidos para Intruder fueron creados por él mismo, ya que se encargó de diseñar ambientes haciendo texturas que dan personalidad a su música. Este proceso es largo y mas allá de parecer tedioso lo encuentra divertido y le dedica mucho tiempo. “Me gusta mucho samplear ¿sabes? Grabar todo lo que encuentro a mi alrededor, ya que los ruidos se pueden convertir en perfectos efectos de percusión o sonidos incidentales que enriquecen la atmósfera para las canciones. Creo que lo divertido de hacer música electrónica, ya que no solo se trata de programar, usar sintetizadores así como otros dispositivos, es también crear el diseño sonoro adecuado. Hay muchos ruidos en el disco creados por mi voz, o con el golpeteo de una puerta, al final estos se pasan por la computadora y se acomoda en el lugar adecuado de la canción para darle métrica y ritmo a cada tema".

Llama la atención  en la participación de las hijas de Gary Numan, Persia y Raven de 16 y 18 años respectivamente, quienes no solo se han involucrado en la producción, sino también en el proceso de composición.

Trabajar con mis hijas resulta una gran experiencia, ambas grabaron voces para 7 temas del álbum y Persia coescribió e hizo arreglos para la canción 'A Black Sun', es muy talentosa y este tema lo escribió cuando tenía solo 14 años. Tengo una conexión muy grande con mi familia y me gusta que participen en las cosas que hago”.

Algo que siempre ha caracterizado a la música de Gary Numan es el tema de la ciencia ficción, algo que le apasiona y que lo hemos visto reflejado en muchas de sus canciones. Hablando sobre el concepto de Intruder nos enteramos que el este disco es el reflejo de nuestra realidad inmediata, esta crisis ambiental y humana que nos ha llevado al caos. El planeta se siente traicionado por nosotros debido al abuso y egoísmo del que ha sido objeto, considerando que la humanidad es un virus del cual debe deshacerse.

Me preocupa mucho lo que hemos hecho con el planeta los seres humanos, creo que fuimos muy dañinos e irresponsables. El disco expresa esas frustraciones y las contradicciones que tenemos como especie, creemos en la existencia de un dios en el cielo y no podemos creer en el cambio climático. Las canciones en su mayor parte intentan ser esa voz, o al menos intentan expresar lo que creo que la tierra debe sentir en este momento. El tema en sí me importa mucho y tomó gran relevancia en mi entorno familiar, creo que mis hijas comprendieron perfectamente e incluso aportaron su punto de vista en la realización del disco. Eso me pareció grandioso, ya que somos personas de diferentes generaciones pero con una misma percepción de esta crisis ambiental".

Otro punto a destacar del nuevo material es la conexión que existe entre su disco Savage (2017), y este reciente trabajo, debido a que las producciones se asemejan en la narrativa como si se tratase de una novela  apocalíptica divida en partes.

“Bueno, ambas son historias donde el mundo está en crisis, Savage es un disco que habla sobre lo que sucedería en la tierra después de un apocalipsis, y como  los pocos sobrevivientes de la raza humana vuelven a su estado salvaje . Por otra parte, Intruder sucede en este preciso momento cuando el cambio climático y las pandemias parecieran salidas de una ficción futurista pero en realidad es nuestro presente inmediato".

Resultó grato conocer el lado más humano de un personaje icónico, quién se mostró como un orgulloso padre de familia con la que ahora comparte sus proyectos, obsesiones y complicidades. Pocos músicos pueden vivir lo que Gary Numan y contarlo con satisfacción, sin remordimiento a nada y asumiendo los riesgos a los cambios en su vida, como parte de su propio proceso; ahora, él se mira como un músico maduro que comparte su sabiduría y el aprendizaje de tantos años con generosidad y empatía, manteniendo la imagen que lo dio a conocer pero siendo mejor ser humano.

La carrera de Gary Numan es muy extensa, atrás quedaron los años de Tubeway Army y su disco Replicas, del synth pop de Pleasure Principal y las líricas inspiradas en la obra de J. G. Ballard, sin mencionar además los sonidos de Telekon. Su obra, es sin duda un referente obligado en la historia de la música del siglo XX, y cuando reaparece en la escena musical resulta un verdadero acontecimiento.

Si David Bowie fue el extraterrestre que llegó para hablarnos sobre como era la vida en Marte, Gary Numan fue el androide que nos mostró el futuro y regresó para recordarnos lo mucho que hemos fallado como especie.

"I want to talk about you

I want to talk about your "thoughts and prayers"

I want to talk about your God

I want to talk about the things we share

Is there anything?", 

"When You Fall" de Gary Numan.

 

No es una revista, es un movimiento.