158666
Entrevista con Foe Spektor

Entrevista con Foe Spektor

La vorágine de la ciudad atrapada en una banda raw.

Foe Spektor ha preparado un álbum que contiene la energía precisa para derrumbar los edificios de las grandes ciudades. Strangers in the Mirror es “un gran fuck you” según afirma. Éste es el típico álbum que alza la voz, que quiere llamar la atención y una vez conseguido esto, entonces sí proponer.

Hace unos años tomó un vuelo que dio un giro a su vida “tocaba en Inglaterra con algunas bandas y todo despegó cuando llegué aquí. La ciudad de México tiene mucho que ver con la concepción de este disco. Se comparte la urgencia de vivir, aquí todo es rápido y eso me gusta mucho”, dice en entrevista.

Su propuesta viene de manera directa de sus influencias musicales, por ejemplo The Stooges, en ese sentido, parece un gran tributo al árbol genealógico de este tipo de bandas, eso sí, con algunos detalles que le impregna a manera personal “tenía 70 u 80 canciones y nos decidimos por 10 que componen Strangers in the Mirror. Quería grabar un rock power, la mayoría de las canciones de este segundo disco las escribí aquí. Siento que este nuevo disco es más directo, más to the point”.

En verdad, Foe Spektor es de pocas palabras en la entrevista (aunque no lo parezca) las que dice son precisas y directas. En ellas no hay sentidos ocultos ni dobles pretensiones, tal como es el sonido y la letra de cada uno de sus temas. Una muestra de esto es el primer sencillo de esta nueva etapa, mismo que ya está disponible en distintas plataformas, se titula “In My Head”. “Quise hacer un fuck you hacia la forma de vida en la actualidad con las redes sociales. Hay cosas positivas en esto pero otras que me parecen 'chafas', las personas viven otra vida en sus historias de Instagram, muestran una farsa donde todo está bien y en su vida no son nadie realmente”.

Aquí, las 11 canciones mantienen un hilo de tensión, mismo que las sostiene muy arriba y no hay un descanso para los oídos ni para reflexionar, quizá el único posible respiro se encuentra en “Battles”, tercer tema de esta propuesta. Las guitarras que a lo largo del álbum se erigen como inmensas torres eléctricas, en esta canción se mantienen pero delegan el protagonismo a una batería que martilla en el pecho. “Quería que fuera una militar march, trata de que en verdad todos los días estamos en una batalla, lo veo incluso en los detalles, veo a la gente en metro Pantitlán las 9 de la mañana. La gente pelea para tener su propio espacio, no es mucho pero es propio. Y ésta es una de las cosas que me parecen interesantes de esta ciudad tan dura”.

Así, el disco resulta congruente en forma y fondo. Esto tiene que ver con la velocidad del álbum en general. Foe Spektor asumió la lucha de grabar su disco en seis días en medio de la vorágine de la ciudad. “Estoy muy orgulloso de este segundo disco porque también pude ser el productor. Es un disco de extremos, resulta muy ruidoso pero también muy melódico. Disfruté los días locos en el estudio. Fue bueno porque no me gusta mucho detener este tipo de cosas. Prefiero el sonido un tanto más raw, así lo encuentro más honesto”.  

Entonces ha quedado Strangers in the Mirror, que hace pensar que lo mejor está por venir, pues como he dicho, por momentos resulta un gran homenaje, pero la sorpresa de escuchar algo más personal no está lejos, pues sabemos que ya se está escribiendo el tercer álbum. “Esta es la forma de hacerlo. El disco tiene mucha velocidad. Creo que las audiencias de Latinoamérica son las mejores, aquí saben de fiesta y eso es positivo para la recepción de propuestas como la mía”, sentenció.

No es una revista, es un movimiento.