120432
MUTEK.MX 2017: Entrevista con Edgar Mondragón

MUTEK.MX 2017: Entrevista con Edgar Mondragón

Una nueva propuesta de la electrónica nacional.

Aunque usted, que está postrando sus ojos en esta pantalla, no lo crea… México es una fábrica interminable de proyectos musicales. Quizás de primera oída usted no se da cuenta del ruido que sale de múltiples casas, bodegas, librerías de viejo o cualquier muro que se atraviesa por su camino, pero detrás de todos esos lugares se esconden cuartos de ensayo donde podría estarse fabricando su nueva canción favorita.

Edgar Mondragón es un músico electrónico que le ha metido mucho esfuerzo y constancia a su trabajo musical, se ha ganado renombre en el nicho de la escena electrónica poco convencional y quizás es por eso que ha logrado llamar la atención de uno de los festivales más importantes de la vanguardia digital, el MUTEK.

“Me siento muy feliz, es un festival que siempre me ha parecido interesante. Desde que entré al mundo de la música electrónica me imaginé tocando ahí. Es un logro grande para mí, me parece que es una de las metas para cualquier músico del género electrónico. He estado preparándome para dar un buen show”, confiesa Edgar.

Quizás esta sea la oportunidad para remontarnos un tiempo atrás y saber un poco de los inicios de esté compa en la música. Al principio todo esto de hacer música era por pura diversión, después comenzó a subir sus ideas musicales a SoundCloud para compartirla más fácilmente con sus amigos y poco a poco empezó a llamar la atención de algunos otros extraños que le exigían tocar en vivo.

“La verdad no quería tocar en vivo porque no sabía cómo armar un live, pero cuando por fin me decidí a hacerlo, lo primero que se me vino a la mente fue invitar a unos amigos que conozco desde hace mucho tiempo, formamos un ensamble de cuatro personas y nos empezó a ir muy bien”, recuerda Edgar.

Ahí fue cuando este fanático de la música de Legend of Zelda y Chrono Trigger formó un nuevo proyecto un tanto alejado a lo que tenía planeado originalmente. Este proyecto era simplemente Mondragón, una banda de shoegaze y post rock.

“Paralelo a Mondragón, nunca dejé de componer música propia. Continuando con mi pasión por la música electrónica, todos los días me daba al menos una hora para maquetar y hacer mezclas. Precisamente cuando me hablaron para invitarme a MUTEK primero pensé que buscaban la banda completa y sorprendentemente solo buscaban mi proyecto solista, algo muy chido la verdad”, cuenta entusiasmado Edgar.

Al final del día este compa no es más que otro fanático de la música que solo se dejó llevar por su amor a lo que de verdad le gusta y le está funcionando bastante bien. El show que promete para su presentación en el MUTEK es algo muy onírico, con tintes dream pop y sonidos que te llevarán a dar un viaje a interno.

No es una revista, es un movimiento.