Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

152574
Entrevista con ADULT.

Entrevista con ADULT.

23/Ago/2019

La historia se repite y se seguirá repitiendo, apunta ADULT., la banda de tecno punk.

“No puedo entender… no quiero entender… esta conducta”

“This Behavior”, ADULT.

Un grupo de chicas quema una estación de policía en la Ciudad de México. Llevan brillantina en los puños, encendedores en las bolsas, marchan cubiertas con pasamontañas y portan pancartas exigiendo seguridad; las chicas patean cristales, destruyen patrullas, rayan el Ángel de la Independencia, violentan una estación de metrobús. La calle está caliente, la calle está ardiendo, la calle está temblando. Las imágenes son sorprendentes. No hay quien las contenga. Están furiosas, están hartas, están fastidiadas, están desapareciendo, están cansadas de no ser escuchadas, están siendo asesinadas, están siendo ultrajadas. Compañeros, amigos, familiares, tuiteros, y algunos otros más señalan que esa no es la “forma” de manifestarse, que la violencia genera violencia, que hay otras vías. Cuáles son esas otras vías, cuáles son las formas correctas, cuál es el camino cuando hay ineficacia de la autoridad y el Estado para garantizar igualdad, justicia y protección para los ciudadanos. Cuál es la forma correcta de pedir justicia cuando te entregan el cuerpo de tu hermana, tu amiga, tu novia.

No la hay.

Estamos en un punto de la historia en donde se han "normalizado" muchas situaciones que no están bien, pero que hemos aceptado por imposición de la comodidad. En la política, en la sociedad, en el mercado, incluso en el arte, aquello que genere ruptura, que transgreda esa "normalización", que cuestione el bienestar general es rechazado por incomodar y poner en riesgo nuestra situación. Y al mismo tiempo, es una era confusa, turbia, de dobles mensajes. Toleramos todas las ideas, siempre y cuando no conlleven nuestra participación o no se metan con nuestros gustos y valores. "Acabamos de escribir un nuevo álbum, es acerca de la decepción que percibimos no solo en nuestro sistema político, no solo con Trump y con toda la mierda que está haciendo, sino también en un nivel social; es acerca de cómo estamos siendo engullidos por las redes sociales y que nos hace preguntarnos en qué mundo en realidad estamos viviendo con toda la información que estamos mirando; a veces no sabemos qué es cierto y qué no", menciona Nicola Kuperus, la mitad del dúo de electro punk ADULT.

La banda, con 20 años de carrera agitando la noche con su agresivo y oscuro sonido, sentencia en entrevista con Indie Rocks! que esta dinámica es un ciclo inacabable, que no se va a terminar, que lo que estamos viviendo ya sucedió antes. Dice Adam Lee Miller, la otra parte de ADULT., que este bucle es parte de la historia. "Recuerdo una canción de Dead Kennedys que hablaba sobre la guerra de Irak… tuve que ver en qué año salió la canción para saber de qué guerra hablaba, no sabía si se trataba de la primera o de la segunda, si correspondía a George Bush padre o a George Bush hijo". Su compañera Nicola Kuperus confirma su posición respecto a la espiral agresiva. "Siempre ha habido racismo, odio y violencia, la gente tiene miedo de lo que desconoce. Y me preguntaba si en parte es porque con la tecnología ya no estamos hablando, antes agarrabas el teléfono y le hablabas a alguien o ibas con un amigo o un familiar para conversar sobre ciertas situaciones, ¿hoy en dónde está esa comunicación? Es muy confuso lo de las redes sociales; Twitter, Facebook, Instagram, lo que quieras, porque ves una imagen y es el bebé recién nacido de alguien y la siguiente imagen puede ser una campaña de aborto. Es una época muy confusa".

ADULT. es una catarsis de tecno, de punk, de lo subterráneo, de la energía que se produce en lo más espeso de la noche, en sus calles olvidadas, en las paredes rayadas y en los rumbos peligrosos. Su sonido oscuro alude a un futuro tecnológico, distópico, bailable, una danza alrededor de una fogata en medio de la ciudad… Nicola Kuperus y Adam Lee Miller violentarán las ideas de quienes vestidos de negro asistan a unos de los festivales más inquietantes de este año, CMD FEST. Los originarios de Detroit ejecutarán piezas de su último álbum, This Behavior, y de su nuevo EP, Subsurface/Coming Apart, al lado de la bestia canadiense TR/ST, del hijo de la noche; Boy Harsher; y de otros talentos consolidados de la escena oscura como Xeno & Oaklander.

"Será un show energético, crudo, visceral, puede ser un buen exorcismo o un mal exorcismo. Depende de muchos factores, de la gente, del sistema de sonido, nosotros siempre ponemos el 100%, nos encanta tocar en vivo en este punto de nuestras carreras, tocamos 75 shows para el último álbum", relata Lee Miller. La palabra importante en su narrativa es exorcismo, un ejercicio para expulsar “el demonio”, aquello que está enfermando el cuerpo, la mente, el corazón; aquello que atormenta por dentro, aquello que es necesario eliminar, erradicar, como los males que están contaminando el ambiente.

Nicola Kuperus expresa su voluntad para generar ideas, provocar caos e incomodar con sus sintetizadores y baterías programadas. Inquietar mentes, despertar la carne y agitar cuerpos. “Nuestra música es un reflejo de todo, somos esos artistas que ponemos todo en lo que hacemos, está en nuestro ADN, para mí es importante tener algo que decir, adentrándome en mí y pensando en qué quiero decir, cuál es el propósito, cuál es la meta, lo que hacemos es muy interno, pero al mismo tiempo muy externo. No quiero que escribir sea solo político y social, sino también que sea muy abstracto y fragmentado”.

El sonido de ADULT. no es propiamente político en su contenido, pero lo podemos pensar como una manifestación del descontento que predomina en el entorno, en el ecosistema social. Es político, en cambio, por su anarquía, por el deseo de libertad y de protesta. Es una distopía de tecno salvaje y crudo. ”No creo que el arte tenga alguna regla, está bien que exista The Clash que son totalmente políticos, 100%, y está bien que exista This Mortal Coil, que es acerca de la belleza. No hay ningún juicio. Cada quien debería expresar lo que lleva dentro, es la libertad de hacer arte. No sé si el arte puede cambiar a la gente, sé que puede crear comunidades y lograr que la gente no se sienta sola, eso es muy importante, puede inspirar a la acción”. Lo menciona Adam Lee Miller cuando conversamos sobre la posibilidad de que sea la música una forma de cambiar el mundo, de buscar otra forma de construcción de lo cotidiano en algo común como escuchar música en tus audífonos.

Y ADULT. es la acción, el sonido de protesta de la clandestinidad, de lo que ha sido ignorado, su tecno punk es infeccioso, es la mirada furiosa pidiendo justicia, estrellando un tubo contra un cristal, con un paliacate verde en un brazo. Históricamente los cambios se han logrado a partir de los movimientos radicales, que obligan a la sociedad a mirar algo que no está bien y que ha sido ignorado. La política que nos gobierna ha quedado a deber, y quienes la ejercen no se han querido dar cuenta o no saben cómo hacer los ajustes adecuados. Aquí afuera hay descontento, hay dolor, hay ansiedad, hay injusticia, hay incertidumbre por el mañana. ¿Llegarán a casa a salvo? La balanza se inclina para unos cuantos. No sé sorprendan cuando la gente exige lo que merece, paz y tranquilidad. Qué arda la calle, qué ardan los autos, qué arda el sonido.

No es una revista, es un movimiento.