Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

136647
Entrevista con Active Bird Community

Entrevista con Active Bird Community

17/Oct/2018

La parvada que despegó por un sueño: Active Bird Community.

Todos alguna vez soñamos con ser estrellas de rock; tal vez cantando en la regadera o con el cepillo en la mano. Algunos de nosotros logramos cumplir el sueño de subir a un escenario y ser escuchados, otros no lo logramos. Pero cuando ese deseo es más fuerte que cualquier otra cosa, tenemos historias como la de Active Bird Community, una banda norteamericana formada por amigos de la infancia, que ha conseguido permanecer junta por varios años y ha logrado que jugar a ser rockstars sea su forma de vida. En una entrevista con Tom D'Agostino, el vocalista nos habló por primera vez para Indie Rocks! sobre los inicios de la banda, la clave para convertirse en músicos exitosos, las cosas a enmendar en su vida, su nuevo disco Amends y la adorable anécdota de su primer toquín como banda.

“El sonido de la banda va entre rock y pop indie lleno de energía y guiado por esa sinergia; empezamos siendo un poco infantiles, gritábamos mucho en las canciones, no controlábamos los fallos puntuales, habían cambios emocionales que eran perceptibles. Ahora, la escritura es mucho más madura, las letras son orientadas y el contenido es sustancioso. De mi parte, las influencias se dieron en casa, con mi madre siendo fan de Black Sabbath, mi padre era fan del new wave y el grunge de Nirvana; mi hermano me mostró discos que me enseñaron que la música es íntima y es como crear poemas con ritmo”, expresó.

La historia comenzó desde que los músicos eran pre-adolescentes y jugaban a tocar instrumentos. En su cabeza, estaba el sueño de formar una banda, sin embargo, sus padres les pidieron continuar estudiando y fundamentar mejor ese deseo. Así fue como, un año después de terminar la universidad, los amigos se reunieron para concretar la obra.

“Una de las claves para seguir juntos aún es esa amistad que tenemos desde la infancia; todos crecimos con un sueño en común, confiábamos en nosotros mismos, compartimos un desarrollo personal. Al terminar la universidad, nos reunimos, pues estudiamos en lugares distintos, y decidimos intentarlo por un año; dijimos que si no funcionaba, desistiríamos. Nuestra premisa era ser mejores cada día, descifrar el proceso creativo para un artista nuevo, fomentar la camaradería y confiar en nosotros mismos y en lo que podemos hacer. Adoptar un compromiso, llegar a acuerdos y creer en nuestra capacidad fueron importantes para sobrellevar los malos ratos”, afirmó Tom.

Su cuarto álbum Amends es mucho más maduro, la banda se concentró en lo que querían decir y le dio mejor significado a su mensaje. Detrás de toda acción malintencionada, siempre existen arrepentimientos y se busca enmendar los errores. Este disco habla de enmendarse a uno mismo, perdonarse y perdonar.

Amends es un álbum muy personal y específico con lo que pasaba en ese momento, hablamos de manera honesta sobre las relaciones y no solo de pareja, sino entre amigos e incluso con los padres. Fuimos cuidadosos al elegir el contenido y no tuvimos miedo de hablar de ansiedad, de seguir adelante y olvidar a alguien; pero sobretodo, se trata de enmendar los errores con uno mismo, como cuando éramos niños y pensábamos que todo lo que estaba mal en la vida era culpa de los padres; ahora, vemos que todo lo que pasaba era consecuencia de uno mismo: de eso se trata este álbum”, explica el vocalista.

El disco les dará reconocimiento en lugares distintos, aunque no fue su intención inicial; tras ocho años juntos como banda, han vivido experiencias memorables y buscan que Amends los lleve a otros continentes para conocer nuevas culturas y por supuesto, esperan venir a México muy pronto.

“Como todos, tenemos arrepentimientos en la vida, pero decidir ser una banda no es uno de ellos. Uno de mis mayores errores fue mentir, y no tanto a los demás, sino a mí mismo; me quedé en relaciones por sentir que debía hacerlo, no fui honesto con lo que sentía por miedo a herir o ser herido, no me abrí ni dije lo que debía. Espero que Amends nos lleve a Europa y por supuesto, a México para conocer todo sobre ese bello país; hemos tocado en EEUU y Canadá, pero mi favorito fue en el Desierto de Arizona, me gusta tocar en lugares alejados y después mezclarnos con el público. Aún recuerdo nuestro primer gig; teníamos 12 años y estábamos en secundaria, tocamos en la fiesta de cumpleaños de un amigo y solo habían cinco personas en ese sótano; estuvimos emocionados por un mes, nos dieron pastel y comida gratis”, finalizó entre risas Tom D'Agostino.

No es una revista, es un movimiento.