Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

135530
Siddhartha en el Teatro Metropólitan

Siddhartha en el Teatro Metropólitan

Cortesía
Ocesa / José Jorge Carreón

27/Sep/2018

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Teatro Metropólitan

Artista(s)

“El Chico” ha crecido mucho en 10 años: Siddhartha.

Anoche, luego de 10 años desde la salida de su álbum debut Why You?, Siddhartha abarrotó la primera de dos fechas que ofrecería en el Teatro Metropólitan, con motivo de promocionar su nueva placa grabada en vivo Al Aire. Previamente en una entrevista, nos platicó que estas dos fechas no serían una reproducción idéntica al disco en directo, por lo que la expectativa sobre qué canciones tocaría me emocionaba. Finalmente, luego de la tercera llamada y sin acto telonero de por medio, se abre el telón del teatro y se inaugura el recital con “Cámara”, canción perteneciente a Únicos.

Vino la luz, proveniente de “El deshielo” mientras observamos la escenografía: una media esfera de gran tamaño al centro, por detrás de los músicos, misma en la que se proyectaron visuales psicodélicos y coloridos, muy similares a los que le vimos en sus pasados shows que dio en el Auditorio BlackBerry y El Plaza. Un conjunto de luces de colores y estroboscópicas se distribuían a lo largo y ancho del escenario, sin embargo, su brillo intenso opacaba en ocasiones las imágenes proyectadas al fondo, cosa que le restó vistosidad al show.

La lista de canciones se vio reinventada, pasando a “Ser parte” importante de la esencia de cada concierto del cantautor mexicano. “Imán”, atrae a esas marcas que duelen en el fondo de nuestro corazón, pero luego, todo alrededor se vuelve risa, pues “Tus pupilas” nos pone a todos a bailar.

Un naufragio nos brindó una ráfaga de temas, con lo bello y atractivo de estas presentaciones que añadieron arreglos a las versiones de estudio del segundo disco: “Domingo”, “Humo”, “Extraños” y “El poema y la caja”, donde varios dimos un grito desgarrador al escuchar la primera estrofa. “Mi castillo de blanca arena” sacó mis pasos más ridículos de baile, así como “Naúfrago” sacó a flote nuestros recuerdos más melancólicos.

SIDDHARTHA

Sin importar qué dejaba atrás, Jorge Siddhartha Gonzalez Ibarra, proveniente de Guadalajara, realizó su equipaje para salir de su zona de confort, aquella donde tenía el éxito casi asegurado al pertenecer a una de las bandas mexicanas más exitosa de los últimos años, Zoé. El destino no era claro, pues el comenzar su proyecto en solitario conlleva un gran riesgo. Esto nos lo relata, previo a la canción que habla de esta transición: “Camuflaje”. Vaya que valió la pena el riesgo tomado, pues el jalisciense ha consolidado su éxito y ha impactado a propios y extraños a través de cuatro discos de estudio y Al Aire, grabado en su pasado concierto en el Auditorio BlackBerry, en la CDMX.

La atmósfera que se sentía alrededor era increíble, pues además del escalofrío que sentí al escuchar “Ecos de miel”, “Bacalar” o “A la distancia”, me di oportunidad de observar el entusiasmo con el que la gente a mi alrededor disfruta el concierto, con sonrisas en el rostro, con gargantas unidas que no paraban de sonar y con los constantes aplausos que el público daba en agradecimiento.

El cierre fue bastante contundente, “Tarde”, “Loco” y “Únicos”, pero lo que le dio el toque fino fue “Fin”, canción que cierra el primer disco, misma que no había escuchado desde su concierto gratuito en el CENART en 2012 y que al parecer pocos nos sabíamos.

¿Fin? No, aún no terminaba esto, pues a la par que los visuales vintage al fondo nos cautivaban, no me percaté que una batería tamaño infantil había sido colocada en escena, mientras que al fondo se proyecta la imagen de “El Chico”, un niño que caminaba mirando a la cámara que proyectaba su imagen. De pronto, el niño aparece en escena junto con el resto de los músicos. El fin era obvio, una clausura digna con “El Chico”, siendo interpretada en la pequeña batería por el niño, mientras que los fans, previamente organizados, colocaron Post-it en sus linternas del celular, iluminando de color azul el interior del teatro.  ¡Qué pinche bonito!

Me fui sonriente, lleno de nostalgia por el recorrido a través de la trayectoria musical de Siddhartha gracias a la galante curaduría del setlist. Ahora toca seguir adelante mi camino, donde aún falta una estrella para quien girar por una eternidad completa.

REDACCIÓN:

Daniel
Reyes

FOTO:

Cortesía
Ocesa / José Jorge Carreón

No es una revista, es un movimiento.