Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

178187
Fobia en MTV Unplugged

Fobia en MTV Unplugged

18/Dic/2020

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Fobia y el Unplugged brutal de las primeras veces.

Es el primero que se realiza sin público, con cámaras automatizadas, con un invitado de manera virtual, con una instalación de inflables sonorizados e incluso con un perro en el set. Se podría decir que el 2020 fue el año de primeras veces, para todo, para todos y sin duda, necesitábamos algo como lo que hizo Fobia. La pandemia nos ha orillado a evolucionar y lo que hicieron es prueba de ello.

Para algunas personas este Unplugged tuvo que grabarse antes, pero tal vez no, la manera en la que estos músicos han crecido es un factor que ha garantizado el producto que pudimos ver y escuchar la noche del 17 de diciembre en MTV y que ahora está disponible en plataformas digitales. Esperemos pronto, podamos verlo en una gira en vivo.

Un avión, un pianito, tubos de colores, e incluso pollos de hule fueron piezas clave en este mítico formato, eso y que no se fueron por la fácil, reversionaron canciones que no fueron sencillos o hits que la gente pida a gritos en sus shows. Pero se van a convertir en eso y las que ya son imperdibles, las transformaron en algo completamente nuevo.

Ese quizá sea el punto a destacar, no tomaron sus canciones y las hicieron sólo “acústicas", las desmenuzaron y rehicieron. Metieron arreglos que de momento hasta pierdes la noción del tema y cuando la voz de Leo entra, ya sabes qué estás escuchando, pero lejos de restarle, suma muchísimo, el factor sorpresa juega en cada momento. No hubo nada predecible y además de eso, se divirtieron.

Paco, Leo, Cha, Iñaki y Jay nos dieron algo que no esperábamos. El primer corte que pudimos escuchar fue “Pesadilla” pero no dejó ver por completo la magia que íbamos a tener más adelante. Con “Hoy tengo miedo”, Leo hizo sonar un avión de juguete, parecerá sencillo pero genera una atmósfera única y es cuando te das cuenta que lo que verás no es algo que se haya hecho antes.

Iñaki estaba rodeado de teclas y pollos, los cuales fueron un misterio hasta el final del show. Los sintetizadores y teclados son pieza fundamental tal y como lo han sido a lo largo de la historia de la banda. Por otra parte, vimos a Jay de la Cueva lejos de la batería, ya que habían otros músicos en las percusiones, así como los inflables (de los que hablaremos más adelante). Jay, estuvo acompañado de Arepa, su fiel compañera, mientras él se encontraba en el piano o en la guitarra y haciendo coros.

En todos los temas los españoles CaboSanRoque colocaron la instalación que estuvo acompañando a Fobia en todas sus canciones, musicalizando con sonidos a partir de muñecos inflables intervenidos.

En cuestión de invitados, no tuvieron, pero músicos como parte del ensamble sí. Pipe Ceballos (percusiones, Zoé), Eric Deutsch (pianista, Dixie Chicks, Norah Jones), Kevon Bradford (percusiones y teclados, Brimstone Band), Sebastián Farrugia (batería, Chikita Violenta), Matias Majewski (percusiones, Timothy Brownie) y el reconocido guitarrista norteamericano Joe Gore (Tom Waits, PJ Harvey, Tracy Chapman), quien se convirtió en el primer músico en participar en un MTV Unplugged tocando a distancia.

“200 sábados”, “Mi pequeño corazón”, “No soy buen perdedor” y así, las canciones van desfilando, algunas, no convienen describirlas con palabras, ya que hay sonidos que vale la pena que escuches (te recomiendo usar audífonos y ver el vídeo ya que hay juguetes e instrumentos a los que deberías ponerles atención).

FobiaMTVUnplugged_credito_ChinoLemus_7

Cuidaron cada detalle es, sin duda, el resultado de la conjunción de cinco genios, sus más de treinta años en la industria los respalda y es innegable. En “Caminito hacia el cosmos” un tema al que le dieron un tratamiento fantástico con guitarras, Cha! con un bajo ukelele que es una caricia auditiva.

Hablando de Cha!, en conjunto con su estudio creativo HulaHula y Mark Todd (ilustrador y maestro de arte norteamericano) se encargaron del diseño e intervención artística del escenario. El piso de las tarimas fue pintado a mano por el maestro rotulista Carlos Andrade. El estilo que fue de la mano con el vestuario colorido hizo también de este unplugged un deleite visual digno de Fobia.

“2 corazones”, “Hipnotízame” y “Vivo” van de la mano, canciones que ya son clásicos del rock en español en versiones únicas, si te llamó la atención esa bola negra de metal que tocaba Paco Huidobro y que utiliza a lo largo del desenchufado, es un instrumento de percusión llamado handpan que acompaña y brinda un sonido bastante especial.

Cuando llegó el punto de “Veneno vil” pensaríamos malamente en un lugar común y lo que hicieron realmente es para volar cabezas, una versión de esta canción que no puede faltar en el repertorio de Fobia al mero estilo western, sí, de película de vaqueros con invasiones alienígenas (o algo así).

Lo malo es que todo inicio, lleva al final, este unplugged se conformó de 13 canciones. Siguieron “El diablo” y “No eres yo” pero todo reventó cuando sonó “El microbito” y no, no es lo que esperabas.

En días pasados, alguien le comentaba a Paco Huidobro que la canción ya no daba para más y el músico afirmó que era la que mejor había quedado. Y no mintió, además de los arreglos realizados con unos tubos multicolor, Iñaki estuvo acompañado de unos pollos (sí, los de hule) que sonaron al ritmo de la canción.

Fue la mejor canción del unplugged, sí ¿por qué? Pues, si ves el video podrás entenderlo, sus caras lo dirán todo, se divirtieron como nunca, se notaba en sus rostros y al final, ese es el propósito primordial de hacer lo que te gusta y les gustó, por eso suena tan bien.

Fobia es una banda que ha pasado por diversos cambios, incluso ha tocado con alineaciones completamente distintas a la actual. Sus discos se han caracterizado por ser distintos uno del otro, no es una banda común. Y no lo será.

Se ha hablado mucho sobre escuchar algo nuevo de ellos, lo cual para algunos se ve complicado, para otros, imposible. Pero en realidad no tenemos nada claro. Lo que sabemos en estos momentos es que nos regalaron uno de los mejores momentos musicales del 2020, a distancia, sí, pero llegó en un momento pertinente y será de relevancia para futuras generaciones.

No es una revista, es un movimiento.