112148
Delta Sleep en Bajo Circuito

Delta Sleep en Bajo Circuito

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Bajo Circuito

Artista(s)

Un bajo puente recuperado fue la embajada de la música bien pensada de Delta Sleep.

El foro debajo de un puente fue el lugar ideal para la primera presentación de Delta Sleep en la CDMX. Bajo Circuito nunca fallará en complacer públicos con exceso de energía, como lo son los seguidores de No Somos Marineros y Delta Sleep.

Promovido por el equipo de INTSTLRS, la última presentación de la banda británica fue abierta por la banda organizadora y los talentos nacionales No Somos Marineros, Sad Saturno, Jean Loup y Le Knevett.

El flujo de emoción empezó en la amigable difusión de INTSTLRS; y sí, lo amigables probablemente no sea la característica por la cuál la banda quiera reconocerse; pero la intensidad de su presentación los llevó a subir a sus satisfechos fanáticos a subirse al escenario y cantar la última canción con la banda. Este momento nos llevó a creer que la noche estaría llena de pedazos así.

Seguidos por Jean Loup y No Somos Marineros respectivamente, el público terminó por explotar, mientras que fuera del foro, la noche mojó a los que llegaron tarde. Durante la presentación de ambos, el audio fue mejorando en contraste a la pobre atención a las voces en las bandas pasadas. Jean Loup provocó el primer slam de la noche y ni hablar de No Somos Marineros, quienes interpretaron temas de su más reciente LP, D'arcy.

no somos marineros_bajo circuito

Hasta ahora, la noche llevaba un ritmo muy homogéneo: post-rock y habilidad musical emocionante. Conforme cada canción era interpretada, se notaba como la escala de interpretación incrementaba de banda a banda, y cuando parecía que no podía ser mejor, los británicos llegaron a cerrar la sesión enérgica.

"Lake Sprinkle Sprankle":

Interpretando temas de Twin Galaxies (2015) como "Spy Dolphins" y "Strongthany" y "Jesus Bill" de Management (2013), la banda demostró una afinidad musical increíble; la ejecución de cada una de sus canciones era una oportunidad para ver a cada uno de los músicos lucirse segundo tras segundo. La atención entera de los presentes, hasta del equipo de Bajo Circuito interrumpió durante momentos sus actividades para disfrutar una de las mejores presentaciones que he presenciado; uno show debut imposible de olvidar.

No es una revista, es un movimiento.