107044
BLACK: Seth Troxler en Hotel Reforma

BLACK: Seth Troxler en Hotel Reforma

Nacho
Miranda

06/Mar/2017

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Artista(s)

BLACK, sonido, cultura y forma. Una estética experimental y absoluta.

– Texto por Ricardo Pineda @mererere

Un festival de música, arte y diseño en un lugar emblemático pero abandonado en la zona centro de la Ciudad de México. ¿Qué te parece una invitación así? Difícilmente podrías encontrar un pretexto para haberte perdido BLACK. La organización corrió a cargo de MATTE, una agencia creativa de Nueva York, con la promesa de enfocarse en la creación de contenido y creación cultural. Este fin de semana, la Ciudad de México fue cómplice de la primer edición de BLACK, una fusión de diseño, arte y música contemporánea.

La configuración de #BLACKCDMX fue posible gracias a la unión de expertos locales en vida nocturna citadina: Platino Records, DC Presenta, Sicario Music, The Circle y 8106.tv, con el único objetivo de explorar uno de tantos rincones que la ciudad resguarda junto a propuestas disruptivas. BLACK nace en 2013 bajo una nueva propuesta neoyorquina de proyecto anual que une la música y el arte. Este 2017 la Ciudad de México es la sede perfecta para demostrar que la vida nocturna va de la mano con la creciente vanguardia artística que nunca se detiene.  

Sábado por la noche, un recinto art decó con fama de abandono, acondicionado con instalaciones de arte entre cortinas negras sobre ventanales reflejando luces robóticas. Música techno de fondo. La esquina de la calle París y la Avenida Paseo de la Reforma, en la colonia Tabacalera ubican el Inmueble con Valor Artístico, catalogado por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA). El Hotel Reforma, sede de BLACK,  fue construido en 1936 y sigue siendo un ícono arquitectónico del México antiguo.

BLACK, incluyó un gran repertorio de participantes. Las propuestas artísticas que se mezclaban con el recinto eran parte obligatoria para jugar con un espacio inexplorado, construyendo con la iluminación un lugar paralelo dentro de otro lugar donde cualquiera podía transitar.  

Aldo Chaparro, aportó dos instalaciones llenas de luz, figuras sin forma, resaltando la simpleza de la naturaleza a través de estelas de madera y otros materiales, bañados en un negro primitivo. El resultado de una mente peruana que radica en Nueva York, Ciudad de México y Lima como fuentes artísticas.

Iván Abreú se apoderó de una sala en el antiguo Hotel Reforma, presentando en BLACK su obra Expansion, un experimento resultado de la curiosidad por jugar con luz, espacios, reflejos y sincronía. Una propuesta que sumaba a la atmósfera construida por la propuesta musical y que, con esta instalación, cerraba un argumento: nuevos conceptos y visiones sobre el arte contemporáneo.

Tecnología experimental y diseño en iluminación son conceptos muy utilizados recientemente por Paolo Montiel, quien domina la dinámica de la luz, y ofreció a los asistentes de BLACK una experiencia estética a su modo. BLACK contó con una alineación, mezcla local e internacional, que acompañó las propuestas artísticas del lugar. Una fusión entre ritmos, secuencias y destellos llenos de energía hecha beats.

De la Ciudad de México el encargado de comenzar la fiesta fue Chava Padilla a.k.a. @BBY_JSS quien autodefine su proyecto como “techno cochino del que no te deja escuchar tu mamá”, una propuesta muy interesante en ámbitos experimentales. Un acto esperado por muchos fue el del originario de Guadalajara Kevin Martínez a.k.a. Niño Árbol, promesa nacional y catalogado como uno de los productores más jóvenes de la escena. A sus 21 años de edad, Kevin es mejor conocido por ser DJ residente del legendario Bar Américas. Un set lleno de sobresaltos que provocaban bailar en el lugar que sea, solo tenías que sentirlo.

Superstudio es una dupla nacional que arroja un show con fuerte propuesta audiovisual, combinación del productor y artista visual Jerónimo Reyes Retana colaborando con el artista conceptual Pablo Dávila . El resultado es un set de intensos beats en sincronía con una caja cambiante y colorida de leds.

Moon Runner es el resultado de largas sesiones nocturnas de discoteca contemporánea, mezcla entre pensamientos propios y momentos de curiosidad con máquinas.  Los encargados de esta propuesta son @laroyalelaroyale y Juan Soto, quienes demostraron lo que la sinergía creativa puede lograr en un evento como BLACK.

Holmar y Greg es un dúo que recorre los mismos senderos de fiestas, un camino de perfección musical tomando diversas fuentes de inspiración. El resultado es Thugfucker, desde Brooklyn. Sus habilidades fueron encargadas de poner a todos a bailar previo al evento principal, el detalle fue solo ver tras los reproductores sólo a Holmar Filipsson representando.

Seth Troxler tiene una particular forma de contar de dónde viene y qué hace hoy en día, en los mejores festivales de música. Te podrá contar que los fines de semana es el DJ residente del Club der Visionäre en Berlín y otras veces simplemente disfruta de cocinar, dar largas caminatas por la playa y tener cenas bajo la luz de las velas. Es lo que es.

Aceptémoslo, pocos se atreven a decir que no es un buen DJ, pocos conocen que comenzó a refinar su técnica desde los 16 años cuando comenzó a ser un DJ frecuente en Detroit, además de tener un amplio respaldo y conocimiento musical a temprana edad en el entorno familiar y como empleado de una famosa tienda de discos. Entre otros reconocimientos, fue considerado el DJ número 1 por Resident Advisor en 2012.  

Solo se podía esperar un set lleno de poder, sin espacios de vació arrítmico y así fue.  Seth, al momento de comenzar dio a entender que iba en serio. Se quitó una sudadera que reveló una interpretación del actual presidente de Estados Unidos mezclado con el emoji de caca, ahora con copete, junto la leyenda “DUMP TRUMP”. Después de dos horas de una gran selección de techno que logró poner a bailar a todos los asistentes, Seth se despidió al momento que el sol nace por el horizonte. Una gran visita que sin duda debe repetirse pronto.

Un espacio itinerante permitió a los asistentes explorar los rincones destinados a las instalaciones. Esquinas llenas de oscuridad con guías de luz hechas por triángulos neón entre otras figuras. Un ambiente lleno de vibras positivas llenas de explorar el paisaje sonoro y visual del antiguo Hotel Reforma, con un olor a polvo fruto de años de abandono.

Los comentarios generales eran de asombro, maravillados por la adecuación del evento en el lugar. La mayoría de quejas fueron para la barra que solo aceptaba efectivo o sobre los baños y su incapacidad para recibir la cantidad de gente en un espacio módicamente pequeño. Predominaron más las selfies en los espacios intervenidos por instalaciones artísticas. Hubo momento de reflexión pero sobretodo de admiración y contemplación a las piezas, el lugar y muy buena disposición de mezclarse en el ambiente con todos los asistentes.

El inmueble de 12 pisos, con más de 80 años de vida mostró su lado más frágil al termino del festival. Los organizadores aseguran que las vibraciones producidas por la potencia auditiva causaron que un cristal cayera sobre algunos asistentes. Esto generó desconcierto y un final con mal sabor de boca para todos. Los lesionados fueron atendidos por servicios de emergencia. Según organizadores, están dando seguimiento sobre el tema a quien así lo requiera.

BLACK es una propuesta que busca comprender el espacio nocturno y artístico de México incluyendo vanguardia como diferenciador de un mercado con sed de explorar. El aprendizaje siempre va de la mano con mejorar la organización, seguridad y sobretodo, escuchar a quienes dan vida a nuevos ambientes: el público.

REDACCIÓN:


Editorial

FOTO:

Nacho
Miranda

No es una revista, es un movimiento.