152447
Anti-Flag en México Tattoo Convention 2019

Anti-Flag en México Tattoo Convention 2019

Detalles

Organización

Producción

Ambiente

Lugar

Centro Citibanamex

Artista(s)

El lenguaje del punk rock: mosh pit, la amistad y la unidad invadieron el Centro Citibanamex.

¿Cómo llega Anti-Flag a una convención de tatuajes en la Ciudad de México? El 17 de agosto vivimos una fiesta con la pandilla punk de la Ciudad de México, entusiastas del género se citaron en las instalaciones del Centro Citibanamex para compartir una noche caótica y sumamente politizada.

Aproximadamente a las 20:30 H comenzó el show con un invitado nacional: The All, un grupo de crossover con chicas vestidas como duendes. Todas vestidas de negro saltaron al escenario y durante un set de media hora intentaron prender al público de la convención, aunque en realidad solo una que otra persona pasaba caminando.

Posteriormente tocó Seguimos Perdiendo, una propuesta que fue más ad hoc con el cartel de la noche: con letras de desamor y alcoholismo, llevaron a la audiencia a corear sus canciones como los clásicos que son, reuniendo más gente que la banda pasada y logrando establecer camaradería con la audiencia. Nos invitaban a cantar, corear y bromeaban “si ya estábamos listos para ver a Sin Bandera. Con canciones de dos a tres minutos máximo e intervenciones divertidas entre canciones, hicieron su presentación simpática y como si se tratara de un grupo de amigos ante quiénes se presentaban.

Para las 22:00 H el diminuto escenario en la convención estaba puesto para que el grupo de Pensilvania, Anti-Flag, saliera a tocar. La gente poco a poco se iba juntando alrededor, los fans comenzaron a desesperarse y abrieron la valla entre la zona general y VIP. Cuando el grupo saltó a la escena, la valla fue empujada totalmente por los punks y la verdadera fiesta comenzó, la famosa frase repetida por Justin Sane hizo que el auditorio perdiera el control: "You’have Gotta Die, Gotta Die, Gotta Die For Your Government". La seguridad del recinto ni si quiera peleó por mantener la barda y la famosa zona del mosh pit fue inaugurada por uno de los asistentes con una playera de Blondie. Justin y Chris #2 lideraban la ceremonia invitando a que se abriera el círculo del mosh pit e interviniendo las canciones con su discurso anti alt right.

El grupo dio un recorrido a su catálogo básico, tocaron canciones como: "Broken Bones", "This Is the End (For You My Friend)", "The Press Corpse", "Cities Burn", "All of the Poison, All of the Pain" y "1 Trillion Dollars", durante una hora y media. Los asistentes –en su mayoría arriba de los 30 años de edad– se empujaban violentamente pero siempre –como dice Chris #2–. “Si alguien se cae, lo recogemos". El sentimiento de unidad y camaradería se sentía en la expo, en repetidas ocasiones Justin reconoció a quienes marchaban en días pasados por las problemáticas de actualidad en México, desconociendo a su presidente actual e invitando a la audiencia a levantar sus puños en contra de la discriminación en general.

La importancia de un grupo como Anti-Flag radica en su discurso y curiosamente con más de 20 años tocando, el mundo se ha dividido todavía más. Como es característico en sus shows, para la canción "Brandenburg Gate", invitaron a que las personas se abrazaran e hicieran nuevas amistades, algunos saltaban en grupo y otros coreaban; sorpresivamente el grupo bajó con instrumentos y tocó desde donde se encontraba la audiencia. Así cerraba el show, con gente abrazándose, devastada por la ola de golpes que volaron, pero unidos por el lenguaje del punk rock, que como Justin Sane dijo, era el lenguaje que todos en ese concierto entendían.

No es una revista, es un movimiento.