Log In

Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

134697
Lo esencial de Captured Tracks

Lo esencial de Captured Tracks

Hoy Captured Tracks cumple 10 años y para celebrarlo, te presentamos algunos de los discos infalibles de su catálogo.

En 2008, Mike Sniper, bajo el nombre de Blank Dogs, lanzó un EP llamado Captured Tracks. Un CD exclusivo para giras y que contó con pistas sumamente experimentales. Lo que no sabía el artista es que ese material derivaría en uno de los sellos discográficos más exitosos de esta década.

Dum Dum Girls – I Will Be (2009)

El proyecto de Kristin Welchez, o Dee Dee, tiene mucho valor para Captured Tracks, y no solo porque su EP fue de los primeros lanzamientos del sello, también fue la primera banda exitosa de la empresa, la que pudo hacer posible todo lo demás.

 

Thee Oh Sees – Dog Poison (2009)

La agrupación liderada por John Dwyer pasó por Captured Tracks para publicar su noveno álbum de estudio. Aunque tuvo opiniones divididas, la llegada de la banda al sello causó grandes expectativas y mucha opinión entre sus fans.

Dirty Projectors – Bitte Orca (2009)

Tuvieron que pasar seis años para que los neoyorquinos tuvieran el reconocimiento que se merecen. El grupo estuvo en varios sellos hasta que llegó a Captured Tracks, quienes los encaminaron a formas más sencillas y accesibles de presentar su música, pero manteniendo la calidad. Este material fue uno de los mejores lanzamientos de ese año.

 

Widowspeak – Widowspeak (2011)

Con su debut, los de Brooklyn lograron impresionar a más de uno gracias a la voz de Molly Hamilton, pero también por el magnífico trabajo de la guitarra. El buen recibimiento de este disco le dio a la banda la solidez necesaria para que desarrollarán más proyectos.

Wild Nothing — Nocturne (2012)

Gemini fue un gran disco, no se puede negar, pero gracias a eso Jack Tatum tuvo tiempo y recursos para superarse. Su segundo disco no solo mejoró las criticas, sino que los puso en un puesto importante en las listas de Estados Unidos y otras partes del mundo.

Mac DeMarco — Salad Days (2014)

Actualmente el músico canadiense dejó al sello discográfico y fundó uno propio, pero no se puede negar que Captured Tracks fue factor crucial para que Mac lograra la fama. Con 2, el de British Columbia era un artista que gustaba, pero nada más. Fue con Salad Days que el interprete se convirtió en una verdadera estrella internacional.

The Soft Moon — Deeper (2015)

Aunque el álbum debut de la banda estadounidense fue un material impresionante y que los posicionó como uno de los proyectos más prometedores del post punk, fue hasta su tercer disco que pulieron su estilo y se adentraron más en el sonido industrial. Además, superó en éxito comercial a sus antecesores.

DIIV — Is the Is Are (2016)

Oshin fue un disco inusual para su tiempo, y muy llamativo, que le dio a Zachary Cole Smith una base de fans envidiable. Pero el segundo lanzamiento de la banda con Captured Tracks no solo se pone a la altura en calidad, sino que superó en ventas al anterior, en parte por la enorme espera de sus seguidores.

No es una revista, es un movimiento.