181930
A 25 años del 'Call the Doctor' de Sleater-Kinney

A 25 años del 'Call the Doctor' de Sleater-Kinney

I am the Queen of Rock 'N Roll.

Riot grrrls de todo el mundo encontraron un paraíso punk de 30 minutos donde regocijarse en su rebeldía anti sistema patriarcal. Con Call The Doctor, Sleater-Kinney definió el sonido del movimiento hacia finales de los noventas.

Pero primero, algo de contexto. A inicio de los noventas se empezó a gestar un movimiento abiertamente feminista entre la música alternativa que se hacía en Estados Unidos. De aquí es de dónde salen bandas como Bikini Kill y Bratmobile, all-women bands que llevaban como premisa principal exponer la poca participación femenina en espacios de música alternativa por ser fuertemente machistas y hostiles hacia otro tipo de expresiones e identidades. Fue novedad para casi todos: ¿así que las mujeres también tienen cosas que decir, contra lo mismo que denuncian los hombres, e incluso contra lo que ellos representan? Quién lo habría pensado.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Sleater-Kinney (@sleater_kinney)

En el 96, Sleater-Kinney publicó Call The Doctor, considerado el primer álbum propiamente dicho de la banda porque fue aquí donde su sonido a base de dos guitarras y muchos platillos se consolidó. Además el sonido de este álbum, lleno de riffs pero con ciertas melodías pop, lo vuelve más accesible para chicas como yo que a los 15 años lo más extremo que escuchábamos era tal vez el Pies Descalzos de Shakira.

También fue con este álbum que se definió algo aún más importante: que la rabia que Corin Tucker sentía no era solo característica del estilo sino necesaria para enfrentarse ideológicamente al mundo de machos en el que tenían que desenvolverse.

Es en sus letras en donde encontramos la mayor demostración de genialidad, poniendo al centro un mensaje feminista de hartazgo y acción. Siglos de rabia generacional se oyen en la furia con la que Corin grita “They want to socialize you / They want to purify you / They want to dignify and analyze and terrorize you!” en la canción que abre el disco y que lleva el mismo nombre, muestra de arranque que lo que quieren decir es que se acabaron las mujeres que se moldean de acuerdo a lo que los hombres esperan de ellas. En “Stay Where You Are” queda claro que es lo que realmente quieren es quemarlo todo “It's me if you want but it's not what I want / I want to burn up the place, set it on fire”. En “I Wanna Be Your Joey Ramone”, Corin Tucker desea ser la rockstar que admiras, y con este disco lo consiguió. Tal vez lo único en lo que se equivocó es en que querría ser como Thurston Moore.

Hoy nuestras necesidades de evolución van mucho más allá de una simple “pelea entre géneros”. Hoy requerimos establecer niveles de igualdad mucho más exactos. Fue gracias a este movimiento que otras comunidades entendimos que debemos empezar a pelear nuestras propias luchas más allá de la liberación sexual y femenina, y el movimiento Riot Grrrl fue un gran punto de inicio para que muchxs de nosotrxs empezáramos a expresar a través de la música la necesidad de tener un espacio propio que nos permita encontrar soluciones para lo que nos aún hace falta, y así conseguir the ultimate equality, una igualdad en la que no importa tu procedencia social para lograr lo mismo que los demás.

Luego de 25 años, el mensaje de Call The Doctor sigue vigente.

No es una revista, es un movimiento.