Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

102630
Kanye West quiere ver el mundo arder

Kanye West quiere ver el mundo arder

23/Nov/2016

¿Qué le está pasando a Kanye West?

Kanye West ha encendido de nuevo las alertas, más allá de las redes sociales, del estrellato fuera de control. No debería extrañarnos que su discurso que propagó durante su show en San José, Sacramento, –mientras se decidía entre cantar y lanzar sus alardes mesiánicos– haya sido violento y a favor del sistema político machista, xenófobo y homófobo. Lejos de haber señalado con el dedo a una audiencia que de acuerdo con reportes lo fue abandonando, lo que hizo fue expresar la naturaleza de su música, del hip hop. Una naturaleza caracterizada por violenta y a favor del sistema, aunque se enarbole como bandera de justicia por un sector norteamericano.

El hip hop, de acuerdo con el crítico musical y cultural Simon Reynolds “revela la cruda realidad del capitalismo: dog fight, pelea de perros que se comen entre sí (…), es un reflejo hiperbólico del sistema, los excluidos de un status social pleno solo desean de un modo más severo ese status y sus trampas materiales(…) Las víctimas (los negros) contraatacan victimizando a otros(…) La megalomanía del rapero es una monomanía. Los raperos no tienen nada que decir, ellos solo quieren probarse a sí mismos, probar que existen. No hay sentido, solo aserción, un grito en la cara de la eternidad. El hip hop intimida porque su motor es el miedo”.

¿Cómo entender el apoyo de Kanye West a Donald Trump? Si lo vemos más allá del producto provocador como suele venderse, el subtexto de las palabras escupidas del productor musical nos ponen a reflexionar sobre su deseo de ser un Mesías de la música, por no ir demasiado lejos –ya dijo que se va a postular para presidente–. Lo que anhela no es un mundo de paz, sino un mundo caótico en donde él sea régimen y control, por eso también pidió que se construyera el muro. A lo que West aspira es al restablecimiento de la supremacía blanca, les dijo a los negros que dejen su pelea por ser eso, por ser negros, "el mundo es racista". ¿Un negro pidiendo supremacía blanca? ¿No debería estar a favor del sector al que pertenece? No importa. Quiere una supremacía, quiere (ser) un dictador. A diferencia de muchos hip hoperos que construyen su discurso a partir de un deseo de venganza hacia los blancos y hacia un mundo que los ha ignorado, deseando un giro en el poder que privilegie ahora a los negros por encima de los blancos y que estos sean sus víctimas, lo que quiere Kanye es un mundo polarizado. Un mundo caótico, como él; una ruptura de la paz en donde la violencia sea lo que reine, como sus shows.

Dice Simon Reynolds en su libro titulado Blissed Out. The Raptures Of Rock: “En términos generales Fear of A Black Planet mostró no cuan coherentes eran los Public Enemy, sino qué confundidos estaban (…)por las furiosas preguntas que hierven en su música, en la trama misma de su sonido; salvajismo y rabia ante el daño sufrido por la América Negra, y por el daño que la América Negra inflige sobre sí misma”. ¿No es esta la situación de Mr. West? ¿No es su anhelo ejercer su voluntad y su derecho siendo el rey del caos? ¿O cómo explicar las críticas a Beyoncé, a Jay Z (lo llamó asesino) y a Taylor Swift, de quienes dijo que eran geniales pero que las premiaciones que obtenían respondían más a políticas de la industria? Están conmigo o contra mí. "Hay personas que solo pueden sentir que existen cuando están destruyendo a otras".

Si para Reynolds el hip hop se desarrolló con un mensaje agresivo hacia un mundo "injusto", siendo las voces del género los vengadores y la prueba de existencia de la vida dura en las calles, entonces Kanye West es el hijo que tuvo los privilegios de los blancos, pero aún no encuentra tranquilidad porque sigue siendo el niño al que nadie quiso y todos miraban feo. Aún está frustrado. Es el bastardo del hip hop. Días después del vergonzoso show que ofreció en California el 17 de noviembre, canceló el resto de la gira y se internó en un hospital psiquiátrico. Como dice Reynolds, "Esto es lo que lo que la sociedad de libre mercado le hace a las personas".

@kanyewest

No es una revista, es un movimiento.