51577
Klip: La adolescencia y el sexo por Internet

Klip: La adolescencia y el sexo por Internet

14/Jul/2014

Klip

Maja Milos

Isidora Simijonovic, Vukasin Jasnic, Sanja Mikitisin

Serbia, 2012

Film House Bas Celik

 Narrada al filo de un colchón pecaminoso, la cámara del celular y los canales pornográficos de internet, Klip es la vida de una adolescente confundida; un controversial filme, perverso, honesto y explícito desde su hechura que la productora Mantarraya distribuye este año para nosotros.

La cinta habla acerca de jóvenes inquietos que viven frenéticamente en esta época compleja, en la que las pantallas se han multiplicado y en ese punto, sus pletóricas ansiedades se tornan inquietantes visiones del vacío.

Jasna (Isidora Simijonovic) habita en su pequeño mundo de frivolidad juvenil. Es hermosa y hedonista como la heroína de Joven y Bella (Jeune & Jolie, 2013) de François Ozon, así que, de tal modo, se desmarca de las preocupaciones de sus padres para cumplir sus fetichísticos caprichos y comienza a tener encuentros sexuales con Djole, de los que surgirá un video porno que terminará navegando en los océanos del internet.

Mientras el padre de la protagonista enfrenta una enfermedad terminal y la madre lucha con el día a día de dicha situación, Jasna se enrola en el fugaz y peligroso mundo que Djole le muestra, un universo de drogas, sexo y exultación; el Belgrado subterráneo que jamás creyó conocer y del que quizás no pueda escapar.

Estamos ante un controvertible drama que Maja Miloš nos ofrece, una ópera prima que tras su polémico estreno –en el que debuta la peligrosa Lolita de catorce años, Isidora Simijonovic, en rol protagónico– fue prohibido en Rusia. Milos crea un interesante descenso al infierno desde la mirada de una heroína adolescente, llena de problemas y de confusión como muchos tantos jóvenes; en ese punto, se agradece el realismo bien logrado, que no cae en una visión moralina ni en una tragedia excesiva, sino que plantea un tono directo y desafiante.

En estos días de ninfomanías frígidas, pesudo-censuradas de más de cinco horas pero que no pasan de llamarada de petate coitointerruptal, sugiero darle un vistazo a esta cinta serbia que le robará el aliento a más de uno.

No es una revista, es un movimiento.