31150
Hannah Arendt: El pensamiento femenino de Von Trotta

Hannah Arendt: El pensamiento femenino de Von Trotta

22/Ago/2013

Hannah Arendt

Margarethe von Trotta

Barbara Sukowa, Janet McTeer y Klaus Pohl

Alemania, 2012

Zeitgeist Films

El pensamiento humano se ha visto revolucionado por ciertos hombres cuyos apellidos son los más recurrentes en pláticas e investigaciones, intelectuales y académicas; siendo Platón, Hegel, Kant, Heidegger, Foucault y Chomsky algunos de estos grandes pensadores.

En su última película, Margarethe von Trotta presenta nuevamente una biopic, el retrato de una mujer importante e influyente para la historia del pensamiento. Anteriormente lo hizo con Rosa Luxemburgo y ahora con Hannah Arendt.

Su historia no es muy conocida más que para historiadores o filósofos, pero ella escribió uno de los libros más controversiales sobre la filosofía del holocausto a raíz del juicio de Adolf Eichmann, quien se encargaba de organizar los vagones de carga que llevaron a millones de judíos a la cámara de gas. Esta cinta de von Trotta habla sobre este hecho y el revuelo que provocó, pues se le acusó de antisemita, nazi (a pesar de ser judía) y sobre todo, un monstruo sin sentimientos cegada por la importancia del pensamiento que su maestro, Martin Heidegger, le había inculcado.

Indagando más en la película, uno comienza a percibir la importancia de la teoría del pensamiento y la filosofía. En una de sus diálogos, Heidegger dice: "El pensar es importante ya que el que piensa: actúa". Durante toda la cinta, Arendt, representada gigantescamente por Barbara Sukowa, nos presenta con la soledad que provoca el pensamiento; el aislamiento social que genera el manifestar abiertamente estas ideas. Es la historia de todos los filósofos, la incomprensión por parte de la sociedad de su tiempo y el abierto recibimiento de las futuras generaciones como transgresores y revolucionarios. Pero también habla sobre la razón y la pasión, elementos que el hombre debe aprender a trabajar en conjunto cuando se habla del pensamiento.

Una persona llevada por sus pasiones es irracional, pero cuando solo habla de razón es insensible. Hannah Arendt lucha constantemente entre ambas, entre su pasado y su presente. Entre su imagen y su pensamiento. Entre lo que dice, el como lo defiende, y lo que afecta.

Hannah Arendt forma parte de la 12ª Semana de Cine Alemán y la Retrospectiva Barbara Sukowa que se del 22 de agosto al 1 de septiembre en la Cineteca Nacional y sedes alternas.

No es una revista, es un movimiento.