65153
González: Falsos profetas, o el lado oscuro de la fe

González: Falsos profetas, o el lado oscuro de la fe

02/Mar/2015

González es uno de tantos que luchan día a día para ganarse el día; eso sí, seguramente en uno de esos fines de semana donde “abundan” las ofertas, se dejó seducir por una televisión que terminó pagando a varias mensualidades, y que le cobran “como si fueran cuatro”. Con una renta por pagar, la deuda de la tarjeta, y todavía mandándole dinero a su madre, González González está asfixiado y al límite.

En ese momento de oscuridad se le aparece una luz en el camino. Un empleo en un call center le ofrece un salario de poca monta que por lo menos le ayuda a salir de las deudas, ¿o no? Por fortuna para él el trabajo es en una iglesia, un lugar donde la fe abunda, donde las puertas de la salvación se le abren a nuestro pobre González que ve una puerta que se le abre, y quizá hasta algo más.

La opera prima del mexicano Christian Díaz Pardo, González, es una película que lleva al límite la idea de la religión como un negocio muy lucrativo. Llevada a cabo en México, donde el movimiento pentecostal ha ido ganando adeptos, González no tiene pelos en la lengua para presentar de manera crítica la situación desesperada de muchos creyentes que con la esperanza de un “milagrito” caen víctimas de los intereses de jerarcas con intenciones más terrenales que espirituales.

En el papel de González tenemos a Harold Torres, joven actor que vimos interpretar hace unos años a Andrés en Norteado y a Mario Aburto en Colosio: El asesinato. Torres interpreta bien el papel de un joven sin sus estudios finalizados con el apuro de conseguir un trabajo y medio sobrevivir en un país, y una ciudad, como México.

El trabajo de Harold Torres es destacado, y junto a él, brilla también con luz propia el siempre eficaz Carlos Bardem, quien interpreta al Pastor Elías; un “brasileño” que ve en nuestro país una tierra llena de promesas para él, y los suyos. González es una gran película. Un viaje por la transformación de diversos personajes que con la excusa de la fe buscan diversos intereses, cueste lo que cueste. La cinta se estrena el 27 de febrero. Imperdible, se los aseguro.

No es una revista, es un movimiento.