27381
Richard Matheson y sus universos en la pantalla

Richard Matheson y sus universos en la pantalla

28/Jun/2013

Falleció el pasado 23 de Junio de 2013 el escritor estadounidense Richard Matheson, autor de muchas letras y múltiples universos.

Creo que la gran mayoría de nosotros tuvimos nuestro primer acercamiento a la obra de Matheson a través de la imagen, y es que el creador de emblemáticas obras como Soy leyenda, El increíble hombre menguante, La Casa Infernal o En algún lugar del tiempo, logró que muchas de sus obras llegaran al cine en reiteradas ocasiones.

Así por ejemplo, Soy leyenda, su novela más conocida, ha sido adaptada en tres ocasiones; siendo la más recordada The Omega Man (1971), de Boris Sagal, en la que aparecía un heroico Charlton Heston como último sobreviviente de la raza humana. En la cinta, el personaje de Robert Morgan, a quien diera vida Heston, era el último hombre sobre la tierra en un mundo postapocalíptico, producto de alguna guerra bacteriológica entre China, la URSS y Estados Unidos. Pero no estaba del todo solo, una raza de supervivientes, de nombre La familia, que han mutado a causa del virus, domina ahora la Tierra. Estos engendros han desarrollado una fuerte sensibilidad a la luz por lo que tienen que ocultarse durante el día para no morir bajo los rayos del sol. En el filme, el héroe se enfrenta a estos monstruosos seres que, en sus vestimentas y fisonomías, no niegan su lejano parentesco con el Nosferatu de Murnau.

Esta película nos regaló muchos buenos ratos de hermoso terror durante la niñez, haciendo justicia a una novela donde la visión sobre el mito del vampiro es exquisitamente readaptada a las teorías del mundo moderno. Curiosamente, la adaptación mas reciente, Soy leyenda (Lawrence, 2007), se aleja aún más de la premisa vampírica, y se decanta por una historia con más acción y un tono más clichesco.

La presencia de Matheson en el séptimo arte no se limitó a dejar que sus novelas fueran adaptadas, sino que también contribuyo al mismo poniendo su talento al servicio del guionismo hollywoodense. Por ejemplo, el mismo año en que Heston combatía a mutantes susceptibles al sol, se estrenaba Reto a muerte, primer largometraje del entonces joven Steven Spielberg, con un guión del maestro que adaptaba uno de sus propios cuentos cortos. El trabajo fue tan bueno, que lo que inicialmente era una película planeada para la televisión, dio el salto a la pantalla grande. Las desventuras de un hombre común asediado por un hostil camionero en una solitaria carretera invadieron las pantallas y angustiaron a las audiencias, transformándose en el primer paso importante para la carrera de Spielberg. Mención aparte merecen las adaptaciones que realizase para el director Roger Corman sobre diversos relatos de Edgar Allan Poe… que daría para todo un artículo en torno al tema.

Y ya que hablamos de la pantalla chica, es importante señalar el rol que Matheson desempeñó como guionista de series que se volvieron de culto, como Dimensión desconocida, Galería nocturna y Kolchak. Sus historias aterradoras desde las que se reflexionaba acerca de la condición humana, todavía habitan la memoria colectiva de los fans, e inclusive Chris Carter, creador de Expedientes secretos X, rinde homenaje al escritor, al bautizar a un personaje de la serie como Richard Matheson. Una forma en que Carter reconoce la influencia que estos libros y el trabajo del escritor, tuvieron sobre su propia obra.

No es una revista, es un movimiento.