Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

28716
San Miguel Jazz Cats en el #GIFF2013

San Miguel Jazz Cats en el #GIFF2013

21/Jul/2013

Durante la tarde de ayer, mientras se proyectaban películas y homenajes en varias sedes, los San Miguel Jazz Cats le dieron un conciertazo a la gente que estaba en el Jardín Principal de San Miguel de Allende.

Era una tarde veraniega deliciosa: un parque, brisa, colores, mucha gente y una música que te hacía sentir en paz y te llenaba de satisfacción. Yo no soy una experta en jazz, así que solamente me puedo enfocar en lo que observé, escuché y en las reacciones de las personas que estaban ahí.

Los San Miguel Jazz Cats resumen con su agrupación el contexto en el que se encuentra San Miguel de Allende.

Caminando por sus calles empedradas, destaca el hecho de que este pueblo mágico está habitado por una población grande de norteamericanos. Muchas tiendas que se encuentran en el centro y sus alrededores son atendidas por gringos que están en su etapa madura. Cuando hablas con ellos o los ves interactuar, sobresale su actitud jovial y “alivianada” de personas que ya solo quieren disfrutar sin apenarse del ridículo que pueden llegar a hacer.

Los San Miguel Jazz Cats cuenta con integrantes tanto mexicanos como estadounidenses. Son hombres maduros que con toda su semblanza proyectan una seguridad y alegría que transmiten con su música. Se nota que tocan simplemente por el placer de tocar. Nada pretensiosos porque saben que lo que hacen, lo hacen muy bien. Se les unió un invitado, un músico norteamericano que cantaba en español al estilo Nat King Cole cuando cantaban en nuestro idioma.

Fue una hora de pasar de una sensación a otra. La gente se paraba en ciertos momentos a bailar, en otros escuchaban los acordes que improvisaban estos músicos.

En sí, se disfrutó cada nota que los San Miguel Jazz Cats tocaban. Lograron hacer que la tarde fuera diferente pero aún así, parte del hermoso escenario de San Miguel de Allende.

No es una revista, es un movimiento.