54478
La maldición de Styria y las vírgenes suicidas de la ex Unión Soviética #MacabroXIII

La maldición de Styria y las vírgenes suicidas de la ex Unión Soviética #MacabroXIII

26/Ago/2014

The Curse of Styria

Mauricio Chernovetzky, Mark Devendorf

Eleanor Tomlinson, Stephen Rea, Erika Marozsán

Like Fire Productions, MCMD Films, Pioneer Pictures

EUA / Hungría, 2014

La maldición de Styria (The Curse of Styria), exquisita pieza del mexicano Mauricio Chernovetzky es una de las buenas propuestas que trae este Macabro 2014. El director explicó un poco sobre las dificultades que tuvo al filmar su película, pues realizó locaciones en Hungría.

El amorío entre dos jóvenes en busca de la libertad, entre los inmensos corredores de un castillo lleno de murales ancestrales, se posesionó de la pantalla. La cinta está inspirada en la novela romántica Carmilla escrita por Sheridan Le Fanu en 1872 pero, a diferencia del texto que sucede en Austria, la película está situada en algún pueblo soviético durante el año de 1989, pleno régimen comunista.

Aquí Chernovetzky retoma la idea original del vampirismo lésbico convirtiendo la sustancia literaria en imágenes de una belleza oscura; con algunas anotaciones postpunk y música de Joy Division, como graffitis contextuales, sobre una pintura clásica, algo que en lugar de afear la visión, la enaltece.

Además cuenta con las actuaciones del taciturno y genial Stephen Rea (Dr. Hill), Eleanor Tomlinson (Lara) y la bella Julia Pietrucha como Carmilla. Lara es una joven británica con tendencias suicidas que viaja con su padre, investigador sobre arte antiguo, a la lejana Styria para restaurar unos murales de un autor casi desconocido. Los misteriosos murales, muchos de ellos fragmentados o dañados por la erosión de los siglos, intentan advertir al viajero sobre algo en la historia del poblado o quizás sólo muestran algunos caprichos goyescos del oscuro autor.

Paseando sola por el bosque de aquel territorio, Lara salva a una chica de ser asesinada por un conductor que intentaba dañarla, la chica es la huérfana Carmilla. Como suele suceder en estos casos, la chica recién salvada resulta ser una rubia guapa y bastante desinhibida que invita a la solitaria Lara a paseos nocturnos y, como un hada terrible, le muestra a la visitante las bellezas ocultas del mundo que existe entre el sueño y la vigilia. El suicidio complicará el vínculo entre estas dos amigas a la par que liberará el aliento de la oscuridad que prevalece en Styria. El monstruo cobrará forma de mujer.

Un relato sobre la amistad, el recuerdo, la feminidad y lo exótico. Una aventura que nos evoca de forma bastante bien contada las leyendas y los relatos románticos, geografías byronianas y novalianas, que pocas veces pueden apreciarse con tanta viveza, espontaneidad y sencillez en cine.

No es una revista, es un movimiento.