Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

56132
Interior. Leather Bar: ¿Por qué James Franco quiso hacer porno gay? #MicGénero2014

Interior. Leather Bar: ¿Por qué James Franco quiso hacer porno gay? #MicGénero2014

22/Sep/2014

Interior. Leather Bar

Travis Mathews

Val Lauren, Christian Patrick, James Franco

EUA, 2014

RabbitBandini Productions

El talentoso James Franco una vez más se encuentra aburrido de ser un simple actor. Conocido inicialmente por la sublime, pero fugaz, serie de TV Freaks And GeeksFranco encontró el estrellato en películas taquilleras como Pineapple Express, Your Highness y Oz The Great And Powerful. Aunque no satisfecho con este desempeño tan comercial, encontró refugio en papeles más complicados como en Milk y 127 Hours.

Aún sintiéndose incompleto, recurrió a producir, escribir y dirigir una novela de William Faulkner que se decía era imposible de filmar: As I Lay Dying. Pero cuando ni siquiera eso pudo saciar su apetito artístico, ¿qué más quedaba? Reimaginar cuarenta minutos removidos del thriller erótico homosexual sadomasoquista Cruising, la polémica película de 1980 estelarizada por Al Pacino y dirigida por William Friedkin (The Exorcist).

En aquel entonces, la controversial fue obligada a los minutos del material más gráfico y explícito, en los que Pacino daba vida a un policía encubierto en el inframundo de bares de encuentros gays en Nueva York tras la pista de un asesino. Unos veinte años después, cuando Friedkin quiso reinsertar ese material en el director’s cut del DVD, se dio cuenta que había sido destruido hace años. Franco, siempre curioso, se sintió intrigado por esta historia y finalmente decidió que estaría “de pelos” volverlo a filmar.

Como si no hubiera tenido suficiente con El Extraño En El Lago, un festín de sexo altamente explícito entre homosexuales me esperaba en Interior. Leather Bar. Pero esto solo es un artificio de la trama, el comentario de Franco (junto con su colaborador Travis Mathews) es puntual en analizar la libertad artística de aquel entonces y de hoy en día, los paradigmas de la homosexualidad en nuestra sociedad (¿ésta película celebra o condena el cruising?) y el proceso creativo de los actores involucrados; algunos de ellos ni siquiera son homosexuales, pero sí dedicados a su arte.

Al centro de la trama se encuentra Val (Val Lauren), amigo en la vida real de Franco y quien interpreta al antiguo rol de Pacino. Los conflictos de Lauren, quien se declara heterosexual, en tratar de adaptar sus intereses personales a este tipo de producción causan los dilemas más interesantes de la trama.

Éste y demás cine arriesgado que invita a discutir y analizar otros temas de sexualidad y libertad de género es parte de la muestra del MICGénero 2014, que se exhibe en varias sedes de la Ciudad de México.

No es una revista, es un movimiento.