Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

75270
GIFF 2015 Día 6 #Meximorfosis

GIFF 2015 Día 6 #Meximorfosis

Ya casi termina el GIFF, pero te seguimos compartiendo las mejores novedades.

Además de temas relacionados con el cine, este año el Festival Internacional de Cine de Guanajuato (GIFF) impulsó un ciclo denominado Méxicomorfosis, un espacio donde se busca fomentar la reflexión y discusión acerca de la situación por la que nuestro país atraviesa en estos momentos, y la urgencia de cambios radicales en el rumbo que sigue hasta el día de hoy.

En la primera de dos conferencias que integran este ciclo, se abordó el tema de los trágicos hechos del 26 de septiembre pasado en Guerrero, que culminaron con la muerte de seis normalistas y la desaparición de otros 43. En la mesa denominada Ayotzinapa, ni un minuto de silencio más moderada por Juliana Cano (directora adjunta de Amnistía Internacional Latinoamérica), se contó con la presencia del productor Epigmenio Ibarra y la actriz Eréndira Ibarra; así como de los jóvenes normalistas Francisco Sánchez Nava y Omar García, este último sobreviviente de las agresiones perpetradas en contra de él y sus compañeros en esa fecha.

Además de narrar y comentar lo acaecido ese día, la dinámica de la conferencia no solo se centró en la apremiante necesidad de que se aclare el paradero de los normalistas desaparecidos, y de que se haga justicia en el caso de los otros normalistas asesinados; sino de que se eviten que estos (como otros miles de casos suscitados a lo largo de la República Mexicana) caigan en el olvido y la indiferencia. “La indiferencia no suscita ninguna respuesta. La indiferencia no es una respuesta. La indiferencia no es un comienzo, es el final. La indiferencia es siempre amiga del enemigo, puesto que beneficia al agresor, nunca a su víctima, cuyo dolor se intensifica con el olvido. La indiferencia es un castigo”, afirmó Eréndira Ibarra, citando las palabras de Elie Weisel, víctima del Holocausto; y propuso 10 puntos (o batallas, como ella las califica) para desarrollar acciones que frenen el clima de violencia y  corrupción que nos aqueja, e invitó a todos a participar y plantear sus propias propuestas.

Por su parte, durante su intervención Epigmenio Ibarra destacó que es importante acabar con el silencio que los medios y la prensa manipulada buscan imponer sobre esos temas, y destacó el rol que las redes sociales y otros medios alternativos de comunicación desempeñan para poder sortear el cerco mediático y hacer que la gente informe, comunique y divulgue a todos los mexicanos lo que está pasando en México. “Tenemos que hacer un esfuerzo obligatorio por recuperar la memoria, porque la memoria es futuro. Qué somos si olvidamos los nombres de nuestros desaparecidos”, sentenció.

La conferencia finalizó con un momento muy emotivo, cuando Omar García (armado con una guitarra) interpretó una composición suya, dedicada e inspirada por sus 43 compañeros desaparecidos. Al final, se dió una intensa retroalimentación con los asistentes, quienes intercambiaron con los panelistas diversos puntos de vista sobre los tópicos abordados allí. Y se invitó al público a salir a las escalinatas de la Universidad de Guanajuato (donde se celebró el evento) para anotar sus propuestas en unas tarjetas que estaban a su disposición para dicho propósito.

Otro momento también muy emotivo ocurrió en Teatro Juárez, y fue protagonizado por el cantautor, escritor, pintor y cineasta (entre otras cosas); Luis Eduardo Aute, quien fue invitado a presentar dos cortometrajes de animación realizados por él: Vincent y el Giraluna y El niño y el Basilisco, dos hermosas fábulas que involucran; en el caso del primero, al pintor Vincent Van Gogh, y en el caso del segundo al mismísimo Aute. Durante la sesión de preguntas y respuestas que se celebró al concluir la proyección, comentó acerca de la génesis de estos trabajos: “Grabando un dibujo detrás de otro me di cuenta de que parecía que se movía. Mis dibujos, al estar hechos a lápiz; los borraba, dibujaba el movimiento y después de grabar volvía a borrarlo y comenzaba de nuevo” y agregó que “Jamás hubiera pensado en la vida hacer animación pero ahora me encuentro muy animado en seguir haciendo dibujos.”

Tras concluir de responder las interrogantes de la concurrencia, Luis Eduardo subió al escenario, y tomando una guitarra dispuesta previamente, ejecutó para delicia de los asistentes, tres temas de su autoría: “Anda”, “Las cuatro y diez” y “De alguna manera”, que recibieron una cálida recepción.

Y para finalizar la jornada, una nueva gala se llevó a cabo, esta vez homenajeando al país invitado, con la proyección de Sivas, Opera Prima del realizador turco Kaan Müjdeci, quien estuvo presente en la función, y ofrecería una charla con el publico al término de la misma. En el evento estuvieron presentes la directora del Festival, Sarah Hoch y el Director de la Asociación de Cine de Ankara, Ahmet Boyacioglu. La cinta de Müjdeci es un intenso drama sobre un niño que vive en un medio pobre y hostil, y encuentra algo de alivio a sus frustraciones y soledad al rescatar a un perro de pelea que se encontraba malherido, y entre ellos se desarrolla una relación muy particular. Esta proyección y el posterior encuentro con su director constituyeron el epílogo de las actividades del día

No es una revista, es un movimiento.