Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

43312
El Palacio: los silencios de Nicolás Pereda #FICUNAM2014

El Palacio: los silencios de Nicolás Pereda #FICUNAM2014

05/Mar/2014

El Palacio

Nicolás Pereda

Geli Ramirez, Elizabeth Tinoco, Eli Cerna

México / Canadá, 2013

El nuevo trabajo del realizador mexicano da un vistazo al mundo del empleo doméstico, usando como vehículo los rostros y palabras de un grupo de mujeres de diversas edades, que se desempeñan o se preparan para ingresar a este campo laboral.

Todas estas mujeres se encuentran bajo un mismo techo, en una casa donde al mismo tiempo que realizan sus actividades cotidianas en conjunto (como el comer o lavarse los dientes) reciben una especie de “entrenamiento” donde aprenden desde la forma correcta de hacer una cama, hasta el como limpiar a una persona que se encuentre enferma y tenga que permanecer acostada. De forma paralela, una inquisitiva voz en off les hace una serie de preguntas, y les da algunos tips para que los consideren en futuras entrevistas con sus posibles empleadores.

El trabajo es presentado de una manera muy directa, sin ningún tipo de preámbulo ni explicación dirigida al espectador sobre lo que va a presenciar, y este último solo lo puede deducir a partir de lo que ve u oye. Como si se le introdujese sin previo aviso a este particular espacio, donde las protagonistas fungen como la “servidumbre” de este enigmático “palacio”.

En este mediometraje la línea que divide la realidad de la ficción se ha borrado, y así como vemos a las protagonistas llevar a cabo sus labores diarias con la mayor naturalidad (y registradas como si fuese un documental), al siguiente momento las vemos ser enfrentadas por un personaje fuera de cuadro (que se asume como una patrona potencial), con quien discuten acaloradamente sobre la tarifa que pretenden cobrar por sus servicios, o acerca de si la discapacidad de una de ellas le impedirá o no realizar la limpieza con eficacia.

Asimismo, el filme se permite algunos momentos de emotividad o de situaciones inesperadas, como la un tanto cómica presencia de un burro en varios de los espacios de convivencia de la casa, el cual puede o no tener algún significado: ¿Es un simbolismo sobre la pesada tarea doméstica (lo que se dice de “trabajar como burro”)? o ¿es una representación satírica de la intransigencia y el abuso con el que algunos patrones se conducen frente a las ayudantes domésticas? o ¿Simplemente fue un burro que se entrometió durante el rodaje y le pareció oportuno incluir la imagen?

Pereda en persona es el único que podría responder, ya que se ha cuidado de que este trabajo guarde cierto hermetismo ante lo que nos presenta, y dejar a cada quien que realice su interpretación, y que llegue a sus propias conclusiones.

No es una revista, es un movimiento.