Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

56688
El caso Le Roux plasmado en Riviera Francesa #18TCF

El caso Le Roux plasmado en Riviera Francesa #18TCF

02/Oct/2014

L’homme qu’on aimait trop

André Téchiné

Guillaume Canet, Catherine Deneuve, Adèle Haenel

Fidélité Films, VIP Cinéma 1, Mars Films

Francia, 2014

Corría el año 1975 en Niza, Francia, en el casino del Palais de la Mediterranée que contaba con gran éxito y enorme prestigio. Eran los años de las millonarias estafas que se desatarían bajo el mandato de Giscard d’Estaing a causa de la intromisión de la mafia calabresa (la aún activa 'Ndrangheta), que entre otras cosas causaría la conocida guerra de los casinos.

Dirigida por el realizador francés de ascendencia española André TéchinéRiviera Francesa deambula entre el thriller y el drama con la presencia de la siempre deslumbrante Catherine Deneuve, quien da vida a la fría y calculadora empresaria Renée Le Roux.

Renée, acaudalada propietaria del casino del Palais de la Mediterranée, recibe a su hija Agnnès, quien vuelve de África tras el fracaso de su matrimonio para darle un giro no sólo a su vida, sino también a la de su madre (y aunque no aparezca en el filme, a la de su hermano).

La joven hija de Le Roux, quien se encapricha del abogado de su madre, Maurice Agnelet, es parte fundamental de una cinta inspirada en el verdadero caso que llevó a sus protagonistas, Renée Le Roux y su hijo Jean-Charles, a escribir el libro Una Mujer Frente a la Mafia; y cuyo caso no hace mucho tiempo ha vuelto a tener resonancia en medios locales.

Durante el transcurir de la película nos encontramos con la historia de Maurice, un abogado ambicioso que es capaz de enfrentar a la hija de Renée con su madre apenas ésta entra en escena. Calculador y frío, además de conocedor de la seducción para sus propios intereses sin importar las consecuencias, la manipulación de Maurice llega a niveles insospechados cuando cambia con toda la intención la vida de los Le Roux.

Con el sello característico de Téchiné, quien ha dotado siempre a sus cintas de un cuidadoso examen de las relaciones humanas con un estilo intimista, cuidadoso y poco sentimental, Riviera francesa nos involucra de inmediato en una historia cuya frialdad y calidez chocan para hacernos disfrutar de una cinta que nos mantiene al filo de la butaca.

Además de la actuación de Catherine Deneuve, quien es toda una institución en el cine de su país, destaca Guillaume Canet, quien interpreta a un Maurice ausente de todo escrúpulo.

La película es entretenida y nos mantiene atentos del desenlace conforme van transcurriendo los minutos de este thriller incluido en el 18° Tour de Cine Francés. Puede que vaya más dirigido a un público adulto que a uno más joven, pero la buena manufactura de la cinta y lo redondo de su historia seguro serán de interés para quien se acerquen a ella.

No es una revista, es un movimiento.