Favoritos

Haz click en la banderilla para guardar artículos en tus favoritos, ingresa con tu cuenta de Facebook o Twitter y accede a esta funcionalidad.

29132
Darren Aronofsky, el luchador de la pantalla #GIFF2013

Darren Aronofsky, el luchador de la pantalla #GIFF2013

28/Jul/2013

El día había llegado para el GIFF; durante la alfombra roja pudimos estar cerca de él, contemplar de cerca al hombre que creó El Cisne Negro, Pi, El Luchador y tantas otras alucinaciones tan entrañables.

Nacido en Brooklyn, Nueva York en 1969, Darren Aronofsky ha consolidado una cinematografía de potentes ensoñaciones metafísicas. Una larga cadena de gloriosas imágenes lo precede, una cinematografía llena de círculos, eternos retornos, torturas de la mente y ácidas visiones que en 1998 fue lle valió el premio mejor director en el Festival de Cine en Sundance por su película Pi.

En el homenaje que se celebró el pasado 27 de julio en el Teatro Juárez de Guanajuato capital, pudimos contemplar a Aronofsky caminado a través de un bizarro  escenario que quedaría perfecto para alguno de sus proyectos. Un público ansioso lo esperaba en las mismas butacas donde días antes viéramos a Danny Boyle.

La película seleccionada para recibir al realizador neoyorquino fue El Luchador (2008). Durante el evento, Darren bromeó un poco con el público y comentó que él no era mucho de ver sus películas porque un maestro suyo solía decir que ver una película propia era como masturbarse. Aronofsky pidió que si alguien no había visto dicha película que levantara la mano; el valiente suertudo que lo hizo fue invitado a sentarse junto al mismiso realizador

El Luchador es una cinta interpretada por Mickey Rourke, en la cual el aguardientoso actor interpreta a un luchador de los 80 en la decadencia de su carrera; a los 60 años y viviendo de sus recuerdos en un viejo remolque. La película es un drama lleno de acción donde Aronofsky obligó a Rourke a interpretar su propia decadencia en una suerte de metáfora perversa.

Así, antes de iniciar la proyección y colmado de regalos inútiles aunque bastante excéntricos, Darren abandonó el teatro Juárez con una misteriosa sonrisa columpiándose entre sus labios. Nadie imaginaba que posteriormente nos confesaría que una de sus películas favoritas es El Santo vs las Momias de Guanajuato, quizás de allí surgió la idea para El luchador.

No es una revista, es un movimiento.