Guarda tus favoritos

Guarda tus favoritos

Log In
Tus Favoritos

Cine > Coberturas Especiales > #FICM2016 Día dos: Estrenos y presencia de talento internacional

#FICM2016 Día dos: Estrenos y presencia de talento internacional
Coberturas Especiales           25 octubre 2016

FICM —
#FICM2016 Día dos: Estrenos y presencia de talento internacional

Por Fco. Javier Quintanar Polanco

Fotos Luis Avilés @luissaviless

En su segundo día, el Festival Internacional de Cine de Morelia o FICM iniciaría a tambor batiente con una serie de actividades, estrenos y exhibiciones desde las primeras horas del día.

Fue en Cinépolis Centro donde se proyectó el documental El caos y el orden: Manuel Felguérez y su obra abstracta (México, 2016) de Miguel Ángel Tobías, incluido como parte de las Funciones Especiales Mexicanas y que versa sobre el mencionado artista plástico.

Contando con el apoyo del grupo financiero HSBC, aborda distintos aspectos en torno al autor quien constituye uno de los referentes obligados de la Generación de la Ruptura, y cuyas esculturas y murales son ya parte inconfundible del paisaje urbano de la ciudad. Intentando emular el método creativo del pintor y escultor –el cual estuvo presente en la función– basado en el caos como principio rector para generar ideas que más tarde se transformaran en obras; Tobías elabora un collage con diversos momentos en la vida y trayectoria de Felguérez para comprender desde su proceso formativo hasta su importancia dentro del contexto cultural de nuestro país.

A este respecto, el director puntualiza: “La película también cuenta los últimos 70 años de la historia artística de México y, a través de las palabras de Manuel, es un homenaje a todos los mexicanos, es un homenaje a toda la Generación de la Ruptura”.

Ya por la tarde, en la misma sede se estrenaría el filme They Call Us Monsters (EUA, 2016) de Ben Lear, que pertenece a la sección Estrenos Internacionales. Una profunda, conmovedora y estremecedora mirada a un grupo de jovencitos convictos quienes, por la naturaleza de sus crímenes y conforme a la ley imperante en California, han sido juzgados como personas adultas y encerrados en prisión. El director estaría presente para presentar su documental y responder a las preguntas de los asistentes.

Lear se acerca a tres de estos muchachos y, por un lado, nos permite conocer sus historias, sus sueños y sus frustraciones derivados de su situación legal, mientras que por otro lado reflexiona acerca de si la manera en que su sociedad lidia con estos menores delincuentes es la apropiada. En su opinión, They Call Us Monsters es “para dos audiencias; por un lado, para la personas en general que no conocen a estos niños, por otro, para los jóvenes y sus familias, para transmitirle a los niños del futuro que un camino equivocado los puede llevar a acabar encerrados en una prisión, sin poder vivir ya su vida”.

Esa misma tarde, pero en el Teatro Rubén Romero se efectuaría una ceremonia muy especial, donde el actor Demián Bichir recibió el Premio Cuervo Tradicional otorgado a un artista mexicano cuya trayectoria a lo largo del año haya sido destacable y que consiste en un monto de 120 mil pesos. Asimismo, y de manos de la directora del festival, Daniela Michel, Bichir recibió la pieza de Javier Marín conocida como “El Ojo”, entregada a ganadores e invitados especiales del FICM.

El intérprete aprovechó para anunciar que el dinero de su premio será donado a los padres de los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa hace más de dos años, y afirmó que los primeros han tenido una lucha “que no debió ser tan larga”.

Por la noche, la actividad del festival era intensa. En Cinépolis Centro se celebró una función especial de Le Ciel attendra (Francia, 2016) de Marie-Castille Mention-Schaar, también perteneciente a la sección de Estrenos Internacionales y presentada por su actriz principal, la francesa Clotilde Courau. En ella, se aborda un escabroso fenómeno: el de las jovencitas que son seducidas y engañadas por fundamentalistas musulmanes quienes las adoctrinan y reclutan para luego hacerlas cometer actos terroristas.

Tras la proyección, la actriz estuvo presente en la sala para comentar el filme. “Comenzamos a filmar el 16 (noviembre 2015), dos días después del atentado de Bataclan. Los franceses nos quedamos muy dolidos porque para nosotros fue algo incomprensible. La cinta no juzga ni condena, sólo habla del proceso de reclutamiento de las niñas para luego ser enviadas a Siria”. Y agregó: “Es una película sobre las madres que tratan de proteger a sus hijos, e intentan comprender qué están haciendo y por qué se van”.

Casi de forma simultánea, en la afueras del complejo cinematográfico se llevó a cabo una alfombra roja con la presencia del actor Casey Affleck, quien vino al festival para promocionar el más reciente largometraje donde participa: Manchester by the sea (EUA, 2016), de Kenneth Lonergan. Fuerte favorita al Oscar, narra la historia de Lee Chandler (Affleck), un fontanero de Boston que regresa a su pueblo natal para hacerse cargo del hijo de su hermano recientemente fallecido.

Alejandro Ramírez Magaña, Presidente del FICM y Daniela Michel, acompañaron a Affleck por su recorrido en dicha alfombra y condujeron una charla con el propósito de acercar al histrión con el público. Este último habló sobre su colaboración con Lonergan: “Fue un verdadero placer trabajar con Kenneth. Para realizar el guion le tomó tres años… él es realmente talentoso, es un director al que admiro mucho, considero que su trabajo es verdaderamente excepcional y me da mucho gusto que proyecten esta película aquí”.

Para finalizar el acto, Alejandro Ramírez develó la butaca conmemorativa que llevará el nombre del actor estadounidense: “Es un honor, muchas gracias, ahora puedo sentarme aquí y ver cómo disfrutan la película”, bromeó el artista.

Para concluir el día, entre diversas funciones se exhibió The Bacchus Lady (Jug-yeo-ju-neun Yeo-ja, Corea del Sur, 2016) de E J-Young que forma parte del programa de la Berlinale Spotligth 2016.

Por momentos estridente pero siempre muy sensible, se centra en el personaje de Youn So-young, una Bacchus lady quien vende una bebida especial y sus servicios sexuales para subsistir. Un día, cuando ella visita una clínica se encuentra con Min-ho, un niño filipino al que lleva a casa mientras ubican el paradero de su progenitora. A través de este filme, el cineasta delibera sobre la situación actual de su país, donde el acelerado progreso ha tenido un alto costo social. El propio director haría la presentación del mismo, para contextualizarlo un poco y puntualizar algunos detalles respecto a su obra.

Fco. Javier Quintanar Polanco