74725
Years & Years - 'Communion'

9

Years & Years - 'Communion'
Years & Years - 'Communion'

Polydor Records / Universal Music México / 2015

Artista(s)

Years & Years

La explosión y expresión de Years & Years en Communion.

A veces el pop puede ser superficial, insulso y totalmente comercial. Todo lo contrario pasa con Years & Years, una banda londinense de pop electrónico tipo Depeche Mode, con una fusión entre un sonido moderno y letras profundas que están cautivando a todos.

Si bien el trío comenzó a tocar en 2010, fue hasta hace unos días que pudimos tener Communion en nuestras manos. Este álbum contiene 13 canciones, más 4 bonus tracks en su versión deluxe, que habían sido liberadas de a poco en estos 5 años en distintos EPs y que se han juntado en un solo LP este 2015.

La primera de ellas es “Foundation”, que establece justamente las bases del álbum con un sonido estridente del pop instrumental en un ritmo semi lento que lleva al tímpano por un paseo natural y agradable.

“Real” tiene un potente beat contagioso que te hará bailar. Escuchar la combinación del teclado de Emre Turkmen, el sintetizador de Mikey Goldsworthy y el vibrato en la voz de Olly Alexander es un deleite. Y si a esto agregamos la lírica profunda, no nos sorprende que sea una de las favoritas de los fans.

“Shine” es el sencillo más reciente y una de las canciones más rítmicas de Communion. Si bien es mucho más electrónica por los sonidos sintéticos, encaja perfecto con la voz de Olly, quien comenzara su carrera como actor para eventualmente encontrar su verdadero talento en la música con Years & Years.

“Eyes Shut” y “Memo” le dan variedad a Communion, ya que son más melosas y le dan un equilibrio sónico que fluye muy bien. El sonar del piano clásico al inicio hace de ambas las más “románticas” del álbum.

El crecimiento que están teniendo es innegable. No es de sorprender que las más de 60 millones de visitas que tiene el video de “King” en Youtube le haya dado a Years & Years miles de fans en todo el mundo. El ritmo de la canción es completamente para la pista de baile pero las letras son para llorar acostado en el cuarto tirado en posición fetal.

El éxito para los británicos parece casi irremediable en esta parte del mundo ya que cuando la música se crea para uno mismo y no se piensa en las listas de popularidad, se nota y se agradece. Este álbum contiene un pop natural, ecléctico, explosivo y refrescante que hace de Years & Years  "LA" banda a escuchar este verano.

No es una revista, es un movimiento.