61890
Un platillo sonoro sabroso y picosón

Un platillo sonoro sabroso y picosón
Un platillo sonoro sabroso y picosón

Indeoendiente / 2014

Artista(s)

Not Made In China

Los famosos, únicos e inigualables Chefes de Chefes están de regreso en la cocina con un menú completamente nuevo y renovado. Más sabrosos que nunca, nos traen once nuevas opciones sonoras bien calientitas y condimentadas para todo aquel glotón que disfrute de devorar altas dosis de música instrumental bien doradita y aderezada al gusto.

Durante los primeros segundos nos dan una probadita de lo que nos espera para que se nos vaya abriendo el apetito. Hay de todo para todos; a los que gustan del fino sonido sincopado del jazz, una orden de "Suaperro Jazzeado" es lo que sus oídos están buscando, y para no bajarse la comida a brincos, usted puede encontrar la refrescante, espumosa y bien fría como el mismo blues "Rock-a-Cola", pero en caso de que tenga una panza sin fondo y le guste su comida vibrante y sonante, los "Tacos al Pastorius" le van a caer de perlas, pero aguas porque esos sí traen punch.

Hoy en día hay una cantidad aplastante de música allá afuera que está esperando bien escondida bajo las piedras más underground. Se está creando una escena a contracorriente de todo lo que se escucha hasta el cansancio en la radio, donde el monopolio musical, la payola, los "nectes" y demás atrocidades son los residuos de la gran prohibición y destrucción del rock mexicano de las difíciles décadas de los 70 y 80.

El Pinche Mark, el Pinche Victor, el Pinche Luis y el Pinche Pablo saben que México consume producto extranjero y por ello tomaron el nombre Not Made in China, para hacerse notar en un mundo donde el producto chino esta hasta en los altares de nuestros santitos.

La banda se dedica a preparar ritmos ensalsados y condimentados para alimentar a la escena del funk nacional con platillos preparados con mucho amor y de manera independiente desde su propia cocina. Extra calientes, extra picosos y extra divertidos en sus presentaciones en vivo, sus guisos los van a levantar de sus asientos y los harán bailar.

Al terminar de degustar el menu completito, ya bien empanzonado y satisfecho, los chefes de chefes les desean “Bon Appetit”, agradecen su preferencia y los invitan regresar cuantas veces quieran a degustar toda la variedad que ahora ofrecen: temas bien deliciosos, lounge para toda la familia; ¡no se lo pierda!

No es una revista, es un movimiento.